Estados

Rosa María fue asesinada a golpes por su pareja en Puebla

Rosa María, de 64 años, murió tras ser golpeada presuntamente por su pareja, un taxista de entre 60 y 65 años, en su propia casa en Puebla

Por  El Debate

Rosa María, de 64 años, murió tras ser golpeada presuntamente por su pareja, un taxista de entre 60 y 65 años, en su propia casa en Puebla.(Foto temática: EL DEBATE)

Rosa María, de 64 años, murió tras ser golpeada presuntamente por su pareja, un taxista de entre 60 y 65 años, en su propia casa en Puebla. | Foto temática: EL DEBATE

Puebla.- Una mujer de 64 años murió tras ser atacada a golpes presuntamente por su pareja en su domicilio en el municipio de Puebla.

Se trata de Rosa María, a quien sus familiares intentaron contactar vía telefónica desde el pasado viernes 7 de febrero sin obtener respuesta, hasta que la noche del día siguiente la encontraron sin vida en su casa ubicada en la colonia Gonzalo Bautista.

Previo al hallazgo, habían acudido al domicilio al día siguiente de llamarla por teléfono. Al no recibir respuesta al tocar la puerta, solicitaron apoyo de las autoridades y lograron irrumpir a través de las ventanas.

Allí encontraron a Rosa María sin vida sobre su propia cama, con huellas de violencia física en el rostro y el cuerpo, mientras que su pareja, Margarito, un taxista de entre 60 y 65 años de edad, no se encontraba en el lugar, por lo que se convirtió en el principal sospechoso.

Agentes de la Fiscalía General de Puebla emprendieron la búsqueda del hombre, a quien localizaron en la Unidad Habitacional Manuel Rivera Anaya gracias a que su vehículo de trabajo se encontraba estacionado afuera.

Al verse sorprendido, el sujeto intentó darse a la fuga, pero fue detenido en el lugar y puesto a disposición del Ministerio Público.

Los primeros reportes indican que Margarito habría asesinado a quien fuera su pareja por 20 años tras sostener una discusión por celos, según informes de El Sol de Puebla.

La autopsia reveló que Rosa María murió a causa de un paro cardiorrespiratorio secundario a un traumatismo craneoencefálico severo, producto de los golpes que sufrió a manos de su pareja.

Mientras las investigaciones avanzan, el hombre permanece preso en el Centro de Reinserción Social de San Miguel.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo