Estados

Se vive temor entre los docentes tras la tragedia de Torreón

Alumnos y compañeros de trabajo de miss Mary reconocen el legado de amor y dedicación que dejó después de dedicar su vida a la enseñanza y formación de sus alumnos. Optan por prohibir el uso de mochilas en colegios de la región

Por  Itzé Coronel Salomón

La profesora asesinada Maria Assaf junto a compañero docentes.(Fotos cortesía profesor Juan Rángel y exalumnos Alison Favela, Hassler Favela de la maestra.)

La profesora asesinada Maria Assaf junto a compañero docentes. | Fotos cortesía profesor Juan Rángel y exalumnos Alison Favela, Hassler Favela de la maestra.

México.- Como una excelente persona, de gran calidad moral y humanismo, así describen quienes conocieron a la maestra asesinada en Torreón la semana pasada. La enseñanza era la vocación de María Assaf Medina, y a ella consagró su vida hasta el pasado 10 de enero, cuando murió a manos de uno de sus estudiantes de sexto año de primaria en el colegio Cervantes, de Torreón, Coahuila, en una tragedia multidimensional que ha cimbrado a la sociedad mexicana.

En entrevista especial para EL DEBATE, sus exalumnos Alison y Hassler Favela Salomón compartieron sus vivencias en el aula con miss Mary, quien se encargaba de las clases en inglés durante la mitad de la jornada educativa, al tratarse de un colegio bilingüe. Hoy Alison, como estudiante universitaria, y Hassler, en secundaria, atesoran gratas enseñanzas con María Assaf.

Alison se encuentra cursando la carrera de estudios internacionales y fue alumna de la profesora Assaf en 2012, cuando cursaba sexto grado, y dice que siempre la recordará como la mejor maestra. Manifestó que sus clases eran muy divertidas, no se toleraban faltas de respeto entre compañeros;  resaltó que era muy paciente y solía premiar los esfuerzos y dar abrazos a sus estudiantes. También era conocida por ir más allá del aula y brindar atención extraclase a quien así lo requiriera.

Apegada a sus hijos y apasionada de la enseñanza

Hassler Andrei fue su alumno en primer y cuarto grados de primaria. «Nos enseñó a vivir la vida de una forma increíble. Ella fue de mis maestras favoritas en el instituto bilingüe Green Hills, donde impartió clases con el verdadero amor que una maestra debe de dar a sus alumnos», compartió. 

La profesora de inglés María Assaf Medina, en una de las actividades escolares con sus alumnos. Fotos cortesía profesor Juan Rángel y exalumnos Alison Favela, Hassler Favela de la maestra.

Por su parte, el maestro Juan Rangel comentó: «trabajé con ella en el colegio Green Hills. En ese colegio ella era la coordinadora del área de Inglés, y yo era profesor de segundo año. Trabajamos juntos por 14 años».

El maestro dijo que, a pesar del hecho del límite jerárquico natural por ser coordinadora, siempre mantuvo una convivencia óptima con la maestra Assaf y compartió almuerzos y reuniones académicas con ella. «Con ella era diferente porque, a la vez de ser coordinadora, era también maestra».

En el aspecto personal, destacó que casi no iba a fiestas o convivios de los que se organizaban por diferentes motivos, debido a que siempre fue muy apegada a sus hijos. «Ella siempre era de estar en su casa, en el hogar, prefería estar con su familia, con sus hijos». 

María Assaf Medina, además de dedicarse mayormente a sus clases de inglés, también impartía cursos de francés y hasta de natación, a raíz de haber instalado una piscina en su hogar. «Ella siempre estaba enseñando», agregó Rangel.

Maria Assaf impartiendo clases en el instituto Green Hills. Fotos cortesía profesor Juan Rángel y exalumnos Alison Favela, Hassler Favela de la maestra.

El profesor cuenta a EL DEBATE en entrevista telefónica que cuando escuchó que en algunos medios se comentaba que ella «buleaba» o que hacía bullying a sus alumnos como hipótesis de lo ocurrido, sintió mucha molestia e indignación y eso lo llevó a publicar en sus redes sociales que por qué estaban hablando mal de la maestra. «Los que lo dicen son personas que nunca la conocieron. De ninguna manera quienes la conocimos realmente podríamos siquiera imaginar eso».

Afirmó que nunca observó un mal trato hacia ningún niño, a pesar de que, en su experiencia profesional, a veces tocan niños que son un desafío de conducta, pues ni aún en esos casos la maestra perdía su buen trato y optimismo.

Rangel comparte que miss Mary, en su función de coordinadora del área de Inglés, le pedía a los profesores que pusieran mayor atención a algún niño que parecía que no le hacía caso a sus papás; sin embargo, jamás hacía señalamientos, se preocupaba por ver la razón de que no pusiera atención.

«Como somos maestros de inglés, nos poníamos a trabajar de manera muy cordial. Sí se podía poner de ejemplo a un niño que lo hacía muy bien, pero no como para generar competitividad. Ella hacía concursos, trabajos y participaciones en los cuales todos se motivaban a querer hacerlo bien».

Maria Assaf convive con sus compañeros. Fotos cortesía profesor Juan Rángel y exalumnos Alison Favela, Hassler Favela de la maestra.

Operativo Mochila

En torno a la polémica que se ha desatado a partir de la revisión de mochilas en centros educativos, el profesor Juan Rangel expuso que él sí considera efectivo el operativo de revisión de mochilas, pero añadió que, como se han cansado de repetir a los padres de familia, no es lo de la mochila nada más.

«Esto es un reflejo de hasta dónde nos ha llevado el no ponerle atención a nuestros hijos. Solo darles el teléfono, comprarles tabletas o cualquier distracción».

Hizo hincapié el profesor en la necesidad evidente de las relaciones padres-hijos, padre-hijos, madre-hijos; dijo que es lamentable que en muchas ocasiones al observar problemas de comportamiento en algún alumno ni siquiera se puede citar a ambos padres para platicar con ellos sobre su hijo, porque se encuentran separados y no llevan una sana convivencia.

El profe Rangel hizo un llamado a que exista mayor convivencia familiar, desde ir en familia de compras o al cine. «Vamos a platicar y a jugar con nuestros hijos. Ya es raro que todos no sentemos en familia a comer, más que nunca ahora tenemos que convivir con nuestros hijos».

Advirtió que la reflexión después de lo sucedido es que nos ganó esto y tenemos que luchar contra ello. Enfatizó en que tenemos que redoblar esfuerzos, porque ahora los padres trabajan todo el día, ya llegan a casa buscando descansar y no hay tiempo para la convivencia de calidad con sus hijos.

Maria Assaf. Foto: Cortesía

Temor en el profesorado y cero mochilas

La comunidad se encuentra aún en estado de shock después de lo sucedido hace una semana, aseguró el maestro Rangel. En el ámbito educativo la preocupación es aún mayor. «Claro que sí tenemos miedo, como docentes nos ponemos a pensar que por qué el niño se fue sobre la maestra, por qué la atacó de esa manera».

Dijo que en el colegio donde labora ese temor se siente en el ambiente, entre los profesores, «cuando estoy llamando la atención a algunos niños con problemas de conducta, en lo personal, es inevitable pensar “Ah, caray. ¿Qué tal si se repite lo que pasó?”, ya le cambias. Y me pregunto cómo es posible que hayamos llegado a esto. Los mismos profes decimos lo mismo, pero ya con esto la piensa uno. Ya no voy a ser tan enérgico. Sí afectó a los profesores, claro que sí». 

En la región de la Comarca Lagunera, que incluye a cinco municipios del estado de Coahuila y 14 del estado de Durango, posterior a lo sucedido varias escuelas quisieron implementar desde este lunes la Operación Mochila, pero la SEP mandó una circular diciendo que esperaran la participación de los oficiales de Policía a la revisión de las mochilas, con la recomendación de que no deben ingresar con pistolas.

«Ya, a partir de hoy miércoles,  comenzaron a hacerlo». Informó que en el  colegio San Gabriel, donde se desempeña actualmente como coordinador del área de Inglés, las medidas que se tomaron son de remover por completo el uso de la mochila.

Se mandó comprar un detector de metal, pero en lo que llega se les ha pedido a los alumnos que traigan sus útiles en bolsas ecológicas, ya que se eliminaron las bolsas de plástico. «Solo pueden traer dos cuadernos, uno para español y otro para inglés, al ser un colegio bilingüe; y su lonche, pero en contenedores de plástico, sin compases, ni nada metálico».  

Circular que se entregó a los padres de otro colegio de la Región Lagunera para prohibir el uso de mochilas y cualquier objeto metálico, a raíz de la tragedia ocurrida en Torreón, como medida preventiva.

Otra medida que se ha tomado es la de no hablar con los alumnos sobre lo que sucedió realmente en el colegio de Torreón donde se dieron los trágicos hechos. Se ha manejado como un accidente que ocurrió y en el que perdió la vida una miss, y eso nada más con los de 4.to, 5.to y 6.to grados y que por eso se quitaron las mochilas.

«Creo que todo mundo dice que no hay que hablar de eso, solo que fue un accidente, como para no insertar esas ideas, porque creo yo que sí se va a venir una ola de que se pongan camisetas como la que se utilizó en el ataque o tirantes con la finalidad de llamar la atención, aunque no lleguen a cometer lo mismo necesariamente». 

Reiteró que María Assaf Medina era una excelente persona. Ella se preocupaba por los niños más allá del aula, hablaba con los padres, compartió su tiempo personal para dar clases extras. «Pregúntele a cualquiera que la conoció, daba clases en las tardes, daba clases de francés y hasta de natación».

Miss Mary trabajó 18 años en Green Hills, 1 año y medio en el colegio San Gabriel como directora del nivel preescolar y este era su primer semestre en el colegio Cervantes, a insistencia de unas profesoras amigas que tenían tiempo invitándola a participar; ella no quería porque le quedaba más lejos, pero para seguir manteniendo a sus hijos se enroló en el colegio ya para terminar el ciclo escolar.

Tragedia del colegio Cervantes, de Torreón

El pasado viernes 10 de enero del 2020 en Torreón, Coahuila, se registró un hecho sin precedentes en el colegio Cervantes, donde un alumno de sexto grado ingresó al plantel con dos armas de fuego y abrió fuego, hiriendo a un profesor de educación física y a cinco estudiantes, antes de asesinar a la profesora María Assaf Medina, quien trató de detenerlo, y posteriormente el atacante se suicidó.

Sin mochila.- Como medida preventiva se ha optado por prohibir del todo las mochilas al interior de las escuelas de la Región Lagunera.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo