Estados

Tania vio como su esposo y su bebé se ahogaban en el Río Bravo

Un hombre salvadoreños y su bebé fueron encontrados ahogados en el río Bravo. Querían llegar a Texas, Estados Unidos

Por  Agencia Reforma

Tania perdió a su esposo Óscar y a su bebé de 21 meses cuando huían de la pobreza. El hombre y su hija murieron ahogados en el Río Bravo.(Foto: ElSalvador.com)

Tania perdió a su esposo Óscar y a su bebé de 21 meses cuando huían de la pobreza. El hombre y su hija murieron ahogados en el Río Bravo. | Foto: ElSalvador.com

Matamoros, Tamaulipas.- Óscar Alberto, de 25 años, y Angie Valeria, su hija de 21 meses, huían de la pobreza en El Salvador, de donde salieron en abril pasado, antes de ser hallados muertos en el río Bravo el lunes, de acuerdo con declaraciones de familiares a "El Diario de Hoy".

El joven trabajaba en una pizzería, y su esposa, Tania, dejó un trabajo en un restaurante de comida china para cuidar a su bebé.

Después, según el portal, partieron hacia Estados Unidos en busca de mejorar sus condiciones de vida.

AYÚDANOS Da click a la estrella de Google News y síguenos

Wendy, hermana de Óscar Alberto, dijo al diario salvadoreño que la pareja estaba intranquila tras pasar unas semanas en México, por lo que quisieron cruzar a la Unión Americana.

"Ellos decían que tenían miedo por cómo se estaba poniendo la situación con los migrantes con la presión de Trump; por eso decidieron cruzar el río. La idea de ellos era entregarse a la migración de Estados Unidos", afirmó.

Óscar y su pequeña hija de 21 meses murieron ahogados tras cruzar el Río Bravo. Foto: ElSalvador.com

Según el medio local, Tania llamó a la madre de Óscar para informarle de su muerte.

"No se vaya a poner mal, pero Óscar se me murió; Óscar y la niña se me ahogaron", habría dicho la mujer, de acuerdo con el relato de su cuñada al diario.

La familia había llegado a Matamoros, Tamaulipas, para después pedir asilo en Estados Unidos.

Rosa Ramírez, la madre de Óscar, llora al ver una foto de su hijo y su nieta fallecidos. Foto: AP

"Por dos meses, la joven pareja estuvo en un albergue para inmigrantes en la ciudad de Tapachula. Ellos comentaron a sus familiares que habían solicitado refugio en México, país que les extendió una visa para mientras resolvían la petición", señala el diario.

Sin embargo, ante la desesperación por la lentitud en los trámites decidieron, junto con otros migrantes, cruzar el río Bravo el domingo.

Óscar cruzó primero a su hija y la dejó en la otra orilla.

El cuerpo de la bebé y del salvadoreños fue encontrado el pasado lunes. Foto: AP

Regresó por su esposa, pero al alejarse notó que la niña se estaba acercando al agua y regresó por ella. La corriente los arrastró a ambos y fueron hallados el lunes 24 de junio por la mañana.

Alrededor de las 10:00 horas locales, los cuerpos sin vida del padre y la hija fueron localizados por autoridades estatales, militares y personal de Protección Civil, a dos kilómetros del punto por donde intentaron cruzar.

Autoridades mexicanas acoordonaron el área. Foto: AP

De acuerdo con las declaraciones de los familiares a "El Diario de Hoy", Tania permanece en un albergue en Matamoros.

Desde el abrasador desierto de Sonora hasta el caudaloso Río Bravo, la frontera de 3.145 kilómetros (2.000 millas) entre México y Estados Unidos es, a veces, un cruce mortal entre los puertos de entrada.

El año pasado se registró un total de 283 migrantes muertos; hasta ahora no se han revelado los números de este año.