Estados

Tras desdén de AMLO, Alianza Federalista busca empatía de Joe Biden, nuevo presidente de Estados Unidos

Los diez gobernadores que conforman la Alianza Federalista buscan aprovechar el T-MEC y estrechar nuevas relaciones comerciales que concluyan en inversiones en sus respectivos estados

Por  Carolina Solís

Tras desdén de AMLO, Alianza Federalista busca empatía de Joe Biden, nuevo presidente de Estados Unidos(Cortesía)

Tras desdén de AMLO, Alianza Federalista busca empatía de Joe Biden, nuevo presidente de Estados Unidos | Cortesía

Ciudad Victoria, Tamaulipas.-  La historia de 'desamor' que existe entre los diez gobernadores que conforman la Alianza Federalista y el Gobierno Federal que encabeza Andrés Manuel López Obrador (AMLO), parece una epopeya del tema "Me cansé de rogarle" que hiciera famosa el actor Pedro Infante durante la época de oro del cine mexicano.

Y es justo el desdén que ha mostrado el creador del partido político Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) en torno a las diversas peticiones que han hecho los gobernadores de los estados Jalisco, Michoacán, Guanajuato, Aguascalientes, Nuevo León, Tamaulipas, Coahuila, Chihuahua, Durango y Colima lo que ha llevado a los mandatarios a poner su mira en otro dirigente nacional: el nuevo presidente de Estados Unidos, Joe Biden.

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

Hoy, durante la reunión que los aliancistas sostuvieron en Ciudad Victoria, Tamaulipas, dieron a conocer que han buscado el apoyo de Arturo Sarukhán, quien fuera embajador de México ante Estados Unidos durante los gobiernos de Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto, con la finalidad de conocer la situación actual del país del norte y aprovechar los nexos que hay de intercambio comerciales mediante el tratado de libre comercio T-MEC que hay entre ambas naciones y Canadá.

Será el próximo 20 de enero cuando el aún dirigente de Estados Unidos, Donald Trump, deje el cargo para que entre en funciones el nuevo presidente Joe Biden.

Este nuevo cambio de poderes de EUA y la nueva ley de seguridad nacional de México son los temas que hoy mantienen preocupado a los integrantes de la Alianza Federalista, pues dicen implicarán algunas modificaciones en la operatividad de las empresas estadounidenses que hay en territorio mexicano.

"Muestra de ello es que hace apenas unas horas, el congresista demócrata Henry Cuellar ha hecho un pronunciamiento fuerte y claro en base a etas modificaciones de ley que se han hecho en nuestro país, que él considera que tendrán repercusiones tanto en el ámbito comercial como en el tema de seguridad y hace sus planteamientos del trabajo bilateral que se han tenido desde hace ya varias décadas"

Explicó el gobernador de Tamaulipas, Francisco Cabeza de Vaca.

Cabe mencionar que la Alianza Federalista recientemente lanzó Invest in Mexico, una agencia de promoción que buscará promover la inversión de empresas extranjeras en los diez estados que la conforman, funciones similares a las que antes tendría el programa federal ProMéxico, hoy extinto derivado de la política de austeridad que ha dictado el Gobierno Federal.

La reunión que los mandatarios sostuvieron vía videoconferencia con Arturo Sarukhán, diversos mandatarios postearon en sus redes sociales el siguiente tuit:

"En la reunión de trabajo sostuvimos una videoconferencia con el ex embajador de #México, @Arturo_Sarukhan; hablamos sobre el proceso de transición del Gobierno de #EEUU y de las implicaciones de la Reforma en Materia de Seguridad Nacional, aprobada por @Mx_Diputados"

Tras este anuncio los mandatarios continuaron con la serie de peticiones dirigidas AMLO, las cuales hoy fueron emitida mediante una carta que está dirigida de manera particular al secretario de salud del gobierno federal.

¿Que pidieron hoy los gobernadores de la Alianza Federalista a AMLO?

A continuación te dejamos la transcripción intacta de la carta que hoy fue dirigida por los diez gobernadores que conforman la Alianza Federalista a AMLO:

Desde el inicio de la pandemia provocada por el COVID-19, los estados reunidos en la Alianza Federalista hemos desplegado el mayor de los esfuerzos para contener la expansión de los contagios, cuidar la salud y la vida de las personas y aminorar el impacto económico y social de esta enfermedad.

El Gobierno Federal ha contado con nuestra plena disposición para hacer cumplir las disposiciones de la autoridad sanitaria. Tomamos la iniciativa desde que se declaró la emergencia sanitaria y hemos asumido nuestra responsabilidad sin mezquindad sesgos ideológicos o políticos. En condiciones económicas y presupuestales adversas, y en plena transición al INSABI, nuestros sistemas locales de salud han ofrecido información, atención y cuidados a los ciudadanos, incluso en sustitución de la Federación.

La producción de la vacuna es una buena noticia para la humanidad. Nos permitirá superar esta crisis y recuperar gradualmente nuestra normalidad, siempre y cuando su aplicación se realice en condiciones justas, equitativas y responsables.

La ética y la ley exigen que nadie saque provecho de la cura a una enfermedad que nos ha marcado como generación. Inmunizar a nuestra población es un deber público que no se debe subordinar jamás a intereses políticos o de coyuntura.

El Gobierno Federal ha decidido de forma unilateral centralizar la compra y distribución de la vacuna. Aunque no compartimos la decisión, reiteramos nuestra disposición a coordinar todas nuestras capacidades para garantizar el acceso universal y no discriminatorio de la vacuna. Pero lo que nunca aceptaremos es que ni siquiera se nos informe con claridad cuándo y en qué condiciones tendremos acceso a la vacuna.

La vacuna es un tema que no admite descalificaciones y, mucho menos, el vano y simplista recurso a la “politiquería” con el que usted responde a la genuina preocupación social. Nadie pretende politizar la enfermedad y mucho menos su cura. A ninguno de nosotros esta pandemia cayó como anillo al dedo para afianzar un proyecto político personal o partidista.

Queremos saber qué nos toca hacer y cómo vamos involucrar a la sociedad a que haga su parte. Queremos transparencia, información y reglas claras.

La inmunización es un reto sin precedentes. Hay vidas humanas en riesgo. Nos debemos unir en el propósito de salvarlas. No se vale sacar tajada de la angustia y la desesperación de las personas.

No aceptamos que las personas de nuestros estados tengan que esperar más de 18 meses para ser vacunados. Por tanto, urgimos a concertar una estrategia nacional eficaz, incluyente y cooperativa. Exigimos se convoque a la brevedad al Consejo de Salubridad General, autoridad constitucional máxima para normar, coordinar y ejecutar las acciones pertinentes para superar una enfermedad de esta naturaleza.

En particular, planteamos que dicho Consejo establezca el cronograma, las fases por población objetivo de aplicación, los criterios de distribución y reparto, los protocolos para la conservación en frío, las medidas para prevenir la especulación, captura o uso clientelar o electoral de la vacuna, así como las formas y modalidades de participación de los gobiernos locales y el sector privado.

En pocas palabras que el Consejo, en ejercicio de sus atribuciones, decida con transparencia y objetividad cómo y cuándo llegará la vacuna a cada mexicano.

La salud es un derecho humano fundamental consagrado en la Constitución y que debe ser garantizado por el Estado. Su protección debe ser propósito de unidad nacional. Cuenta usted con los gobernadores de la Alianza Federalista. Presidente, déjese ayudar.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo