Estados

Tres ancianos mueren abandonados y agusanados en asilo de Tijuana

Asilo de Tijuana deja morir a ancianos desnutridos y 'agusanados'; requieren apoyo y voluntarios

Por  López Torres

Tres ancianos mueren abandonados y agusanados en asilo de Tijuana

Tres ancianos mueren abandonados y agusanados en asilo de Tijuana

Baja Califorinia.- En un asilo de ancianos en Tijuana murieron tres ancianos de forma consecutiva en pocas horas.

La mayoría de los señores que se encuentran en esta casa, se encuentran enfermos, algunos presentan problemas graves en la piel e incluso cáncer.

El persona que atiende suplica ayuda a las autoridades quienes ya han denunciado desde hace años la situación por la que pasa.

Voluntarios en el asilo de ancianos El Refugio en Tijuana, realizando cortes de pelo. Imagen: Facebook Adai Villarreal

Agusanados en vida

Los ancianos sólo comen avena y frijol por falta de apoyo.

Un activista de Derechos Humanos, denunció que varios ancianos, sobre todo las mujeres "estuvieron agusanadas en vida, debido a la falta de atención por parte de las autoridades".

Una de las víctimas, Juana de 72 años, estuvo cuatro años abandonada en el asilo El Refugio, en Tijuana, hasta que murió el pasado martes 13 de agosto del 2019.

Juana no sería la primera víctima del día. María Estela, de 70 años, murió a penas unas horas después.

Por la tarde del martes, la tercer víctima, Salvador, también moriría.

250 ancianos decadente situación

Al rededor de 250 ancianos que se encuentran en el hogar para adultos mayores se encuentran discapacitados, enfermos o incluso con cáncer.

La falta de apoyo y la poca atención médica complican más su situación.

La amenaza es aún más latente considerando que algunos duermen en el piso, más la carencia de alimentos.

10 años denunciando esta situación

Desde el 2009 las denuncias calificaban de insalubre las condiciones de vida de los adultos mayores, además de desnutrición y un evidente descuidado para los ancianos.

“La mayor parte de la gente que traemos es de la calle, traemos del hospital que nadie puede reclamar, no hay a donde ir, entonces los recogemos nosotros”, dijo Jesús Mondragón en 2009, quien es director de El Refugio.

La casa para ancianos es administrado por Jesús Mondragón Martínez, un pastor pentecostés desde 2003, después de que el gobierno de Tijuana le donara el terreno.

María Eugenia, una enfermera del lugar, comentó que uno de los problemas frecuentes es la limpieza, donde usualmente la falta de personal no puede con la carga de trabajo.

Hasta ahora el asilo es sustentado solamente por donaciones de iglesias cristianas en Estados Unidos, al menos 12 voluntarios, a veces menos, y particulares. El apoyo del gobierno es nulo.