Estados

Video. La Hiena de Querétaro queda libre tras matar a sus hijos

La mujer asesinó a sus hijos hace 30 años en un ataque psicopata, luego de cometer el crimen no recordaba lo que había hecho, pensaba que estaban en la escuela 

Por  Valeria Estrada

La Hiena de Querétaro queda libre tras matar a sus hijos/Foto: Temática

La Hiena de Querétaro queda libre tras matar a sus hijos/Foto: Temática

La Hiena de Querétaro, mujer que asesinó a sus tres hijos a causa de una enfermedad mental, hoy cumple su sentencia y quedó en libertad.

Su sobrina fue quien acudió por ella al área psiquiátrica del Penal de Tepepan para que pudiera salir en libertad, aunque ya este libre la Hiena de Querétaro deberá de seguir asistiendo a revisiones y un tratamiento médico por esquizofrenia. 

A las 03:00 de la tarde, hora centro, del día de hoy, 24 de abril, se vio salir a la Hiena de Querétaro en un automóvil de color gris acompañada de su sobrina, la cual se hará cargo de ella. 

El 24 de abril de 1989 la Hiena de Querétaro, una mujer católica y de un estatus social alto, asesinó a sus tres hijos de 11, 9 y 6 años diciendo que un sacerdote, al que ella amaba, la había incitado a hacerlo telepáticamente

El 23 de abril de 1989 la mujer le habló a una amiga para decirle que miraba ángeles y demonios que le decían que Mazatlan, de donde es originaria, se había caido y que todo Querétaro, lugar donde vivía, era un espíritu.

Ante las declaraciones de la mujer su amiga quiso tranquilizarla diciéndole que no pasaba nada y que en la mañana iba a visitarla. 

El 24 de abril la amiga de la Hiena llegó a la casa y vio todo llenó de sangre. En las escaleras estaba el hijo menor en un charco de sangre y sin vida.

La amiga habló a las autoridades inmediatamente y al llegar los peritos encontraron a las niñas de 9 y 11 años en sus camas con múltiples apuñaladas mientras la hiena de Querétaro dormida a un lado con un cuchillo en la mano. 

La Hiena de Querétaro dijo que voces le decían que sus hijos eran demonios que le impedían que estuviera con el sacerdote, hombre con el cual tuvo una relación y estaba enamorado de él. 

De acuerdo con los estudios, se dijo que la Hiena estaba en medio de un episodio psicótico cuando asesinó a sus hijos.

La mujer fue detenida y anexada al Sistema Penitenciario del Estado de Querétaro, sin embargo tras varios análisis fue recluida al nexo psiquiátrico del Centro Femenil de Readaptación Social de Tepepan, al sur de la Ciudad de México.