Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Estilo y vida

Con pelos hasta en la lengua

BELLEZA
Avatar del

Por: EL DEBATE

La actriz Cameron Díaz publicó "The Body Book", en el que defendía la posibilidad de no depilarse el vello púbico. Entre las distintas movilizaciones contra la depilación, destacan el "club de las piernas peludas" y el "sobaquember".

Los casos más conocidos de Hollywood son los de Julia Roberts, Madonna o Sofía Loren, aunque también destacan las periodistas Emer O'Toole y Paloma Goñi.

La depilación láser o eléctrica, la cera fría o caliente y la cuchilla son los métodos a los que suelen recurrir las mujeres del planeta Tierra para eliminarse el vello corporal. Los cánones de belleza establecidos, simples convencionalismos sociales, han sentenciado como innecesarias o vulgares ciertas muestras capilares tales como el vello facial, de axilas, de piernas o de ingles cuando se habla de mujeres.

No hablamos de una moda reciente, sino de algo que pautaron las civilizaciones griega y egipcia, así como la india, turca o china. El mundo entero está en contra de los pelos, ya sea de hombres o de mujeres, aunque más en el caso femenino. Así, una persona que no se depile puede parecer descuidada, y la que sí lo haga será la máxima expresión de pureza y elegancia.

El dilema comienza cuando uno se da cuenta de que el concepto de fealdad y belleza varía según la época histórica en la que se vive. Por esta misma razón, cada vez son más las personas que defienden la posibilidad de no depilarse y exigen no recibir las miradas horrorizadas de los que se hallen a su alrededor.

Distintas movilizaciones.

El "club de las piernas peludas" o el "sobaquember" no son más que nombres para las distintas movilizaciones que han llenado de fotografías de axilas y piernas sin depilar las redes sociales, que han tenido lugar en los últimos meses.

Los casos más conocidos son los de la sonrisa de Hollywood, Julia Roberts, que se pasó por la alfombra roja sin haberse depilado las axilas; Madonna, que prefirió las redes sociales para lucirlas al natural; o la misma Sofía Loren, icono de sensualidad y pionera en este tema tan peliagudo.

Lo mismo ocurre en el caso de Emer O'Toole y Paloma Goñi, dos periodistas que pueden presumir de fama internacional. No por su belleza ni por sus cualidades como periodistas, sino por mostrarse al mundo como la naturaleza las hizo ser: mujeres con pelo en las piernas y en las axilas.

Famosas reflexiones.

La escritora Caitlin Moran quiso romper los estereotipos con su libro "Cómo ser mujer", y lo mismo ocurrió con la firma American Apparel, que, en una de sus tiendas de Nueva York, llenó sus escaparates de maniquíes con pelo en la entrepierna.

>

El fotógrafo israelí Ben Hopper, que desde hace poco menos de un año está trabajando en "Natural Beauty", un proyecto artístico en el que hace posar frente a su cámara a mujeres sin depilar, ha explicado que su intención no es que "las mujeres empiecen a dejarse crecer el vello", sino que "la gente cuestione los estándares de belleza".

Cameron Díaz, por su parte, publicó hace pocos meses un libro llamado "The Body Book", en el que defendía la permanencia de la "hermosa cortina" que suponía el vello púbico y que "mantiene tus tesoros privados".

Los expertos no son tan poéticos y explicaron que, en este caso, el vello tiene una función protectora frente a posibles enfermedades de transmisión sexual.

El mundo sigue igual.

Sin embargo, el mundo sigue en la misma dirección y las marcas de cosméticos y belleza siguen anunciando las novedades en el mundo de la depilación.

Pero como afirman los miembros de estas movilizaciones, no es una cuestión de blanco o negro, sino de dejar clara la libertad de actuación a las personas para que puedan decidir, tanto dejárselo crecer como retirárselo, sin ser juzgados por ello.

En esta nota:
  • Belleza
  • moda
  • depilación
  • vello
  • cuerpo
  • lengua
  • famosas
  • mujeres