Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Estilo y vida

¿Conoces de la dislexia?

Un trastorno del aprendizaje que hace que las letras sean confusas

Por: Andrea Montenegro

Niño en la escuela (foto temática).

Niño en la escuela (foto temática).

¿Has notado que tu hijo de segundo o tercer grado de primaria batalla más de lo normal con las letras, se le dificulta leer y escribir? Este artículo te interesa.

“La dislexia es el trastorno específico de aprendizaje más frecuente en la realidad educativa”, manifiesta Marissa Yamileth García Bejarano, licenciada en sicología con acentuación clínica y quien labora un Centro de Atención para Personas con Discapacidad (CAED) de Culiacán, especialista que explica este trastorno.

Se caracteriza por la dificultad en la adquisición de lectura en edad promedio habitual, que sería niños de primaria, más o menos entre el segundo y tercer grado escolar. “En primero todavía no se detecta muy bien porque el niño apenas está empezando a aprender y es muy normal que el niño que se equivoque con una letra, que la cambie; pero ya en segundo, tercer año, es donde se empieza a presentar mayormente este problema”, indica la experta.

Los niños disléxicos comienzan a tener problemas en cuanto empieza la enseñanza sistémica de lectura, con una marcada dificultad de fluidez y precisión en el reconocimiento de palabras escritas y problemas en la descodificación. Quiere leer y cambia algunas letras, las voltea. Afecta lectura y escritura, porque si no se lee bien, pues muy difícilmente se va a poder escribir bien, y muy difícilmente se va a poder llegar a una comprensión de un texto. Batallan mucho en la descodificación, por lo que el mensaje realmente no lo llegan a comprender.

Problemática

Comenta la sicóloga que hay algunos estudios científicos que se han hecho, este problema afecta más a varones. Y evidencias científicas de que puede venir por algún daño neurológico. Muchas veces cuando un padre tiene dislexia, se ha comprobado que los niños pueden llegar a adquirir este problema. “Pero en mi experiencia, lo que puedo decir es que el factor social también afecta mucho. Porque hemos atendido muchachos de 14-15 años, que no saben leer ni escribir, y cuando te vas al contexto familiar te das cuenta que es que al niño en cierta etapa no se le prestó la atención necesaria que ocupaba para que aprendieran”. Un niño que no aprende a escribir bien en la edad donde debe de aprender, eso le va desarrollando otros problemas, que se van agravando, por eso se debe detectar a tiempo y dar el debido tratamiento.

El trastorno es una barrera para su desarrollo académico y personal y muchas veces también emocional. Son niños de segundo, tercer año, que no pueden leer y escribir bien, que tiene errores muy marcados; muchas veces los demás niños se burlan y los hacen sentir mal.

El diagnóstico, te das cuenta como padre cuanto tu hijo, de segundo, tercer grado, detectas que empieza a voltear letras que no escribe bien, te cambia la “b” por la “d”, tiene errores muy marcados. ”El diagnóstico primario lo puede detectar un padre en casa, cuando un niño de primaria que debería ya empezar con la descodificación de letras no lo hace bien, esto debe ser una alerta. En la escuela saca bajas calificaciones, va reprobando; todos los niños de su grado ya están aprendiendo a leer y escribir y notas que tu hijo no avanza. Ahí tienes que preguntarte por qué mi hijo va tan bajo, me está reprobando”, detalla García Bejarano. Ya posteriormente se puede llevar al niño con un pediatra, con un sicólogo, y ya se le da el tratamiento adecuado.

Tratamiento

En muchos casos el problema no se puede revertir por completo, porque hay evidencias científicas de que puede llegar a deberse a problemas neurológicos. Pero si se le da un tratamiento adecuado, si hay mucha y una muy notable mejoría. Entre más temprana edad se detecta, es mucho más fácil que el niño pueda regularizarse en el aprendizaje.

“Un tratamiento eficaz en los problemas de aprendizaje, es un proceso de reeducación con técnicas específicas, individualizadas, que debe de iniciarse lo más tempranamente posible, la ayuda profesional es muy importante; pero sobre todo, lo es el papel que juegan los padres, en hacer que sus hijos hagan los ejercicios que necesita para avanzar, darle apoyo, ánimo, impulso. Y es que muchas veces los padres en casa no dedican el tiempo oportuno”, puntualizó Marissa Yamileth García.

En esta nota:
  • dislexia
  • trastorno
  • aprendizaje
  • lectura
  • escritura