Estilo y vida

Descubre tu estilo interiorista

Nuestro hogar describe nuestra personalidad y habla por nosotros

Por  Alexa Ruelas

Foto temática.(Agencia Shutterstock)

Foto temática. | Agencia Shutterstock

Las personas siempre nos mantenemos en constante cambio, cada determinado tiempo queremos cosas diferentes y eso lo solemos reflejar a nuestros espacios en el hogar. Ya sea que te mudes, adquieras un espacio nuevo o simplemente quieras remodelar, lo primero que hacemos es encontrar un estilo interior adecuado a nuestra perspectiva y que se ambiente correctamente.

Ambientación
¿Qué tan importante son las reglas de cada estilo interior? Solemos pensar que son estrictas, pero es todo lo contrario, como se dice coloquialmente, las reglas son para romperse, por eso no te cases con un estilo exacto. Existen muchos estilos que se conjugan unos de otros. Las reglas de los estilos son para que tu puedas guiarte y te apoyes. Estos son algunos de los estilos en tendencia de los que te puedes inspirar, pero recuerda que tu casa es un reflejo de tu personalidad.


Kitsch
Un estilo muy singular, principalmente por el concepto erróneo que maneja, pero contando con un excelente buen gusto para las combinaciones, los espacios no serán iguales a ninguno que hayas visto antes. Su definición más exacta es: “los opuestos se atraen”. Suele adornarse con elementos que no irían juntos y su paleta de color oscila entre los tonos más fuertes.

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias


Boho Chic 
Con acentos bohemios, naturales y elementos étnicos, es uno de los estilos que más popularidad ha obtenido entre las nuevas generaciones. Lo que lo hace tan especial es su fuerte amor por los materiales naturales, además de que exige una firma propia de quien habitara estos espacios. Irradia tranquilidad y pureza.


Mediterráneo
El estilo perfecto para ser utilizado en casas ubicadas cerca del mar. Describe perfectamente esa palabra que nos encanta: vacaciones. Su paleta de colores, son los azules que se asemejen al color del mar y los tonos terracotas. En él deben resaltar los elementos naturales, como la madera en mobiliario o paredes encaladas.


Moderno
Muy parecido al minimalista, pero este es el complemento perfecto para cualquier estilo que te presentemos. Las casas con este diseño interior son más puras, ya que su principal objetivo es disminuir los elementos decorativos y contar con el mobiliario esencial. Su paleta de colores se maneja en los tonos neutros.


Industrial o lofts 
Es utilizado para espacios muy amplios. Se distingue ya que no cuenta con paredes divisorias, además, se utiliza el material al crudo, esto quiere decir que no necesita recubrimientos. Los elementos constructivos están a la vista y se suele combinar con mobiliario de otros estilos, pero en su versión desgastada.


Étnico
Es el más bondadoso y fácil de conseguir, ya que principalmente, como su nombre lo dice, se basa en los elementos originarios de nuestro contexto, basándose principalmente en la cultura que más nos apasiona. Fácilmente podría ser el estilo mexicano, tomando los elementos más característicos de nuestro país, como los colores, texturas y tradiciones.
 



Wabi Sabi 
Es la versión más nueva del estilo oriental o japonés, aunque con muchas diferencias. Se define como el arte de la imperfección; principalmente, deja que cada elemento que conforma el espacio tenga un ciclo de vida, ve su belleza en las grietas y las hendiduras, o cualquier otra marca que dejen los factores climáticos, el tiempo y el uso.



Contemporáneo 
Muy parecido al concepto del estilo moderno, ya que ambos se basan en las tendencias actuales, pero este estilo suele tener ese aire más elegante, ya que busca más la calidad de los materiales en vanguardia, como, por ejemplo, el vidrio y los metales. Brinda un ambiente fresco y sofisticado.



Nórdico 
Es uno de los estilos más acogedores y confortables. Su mobiliario acolchonado, sus textiles y elementos decorativos suaves a la vista, lo han hecho ganar mucha popularidad. Sus tonalidades más fuertes son los blancos que se distribuyen alrededor de todo el hogar para aprovechar al máximo la luz natural. Se acentúa con puntos visuales en tonos grises.



Vintage 
Uno de los favoritos de muchas personas, ya que su elegancia inunda los espacios, luciendo pulcros y con mucha serenidad. Se caracteriza por las molduras en las paredes y los muebles antiguos restaurados en tonos neutros, principalmente el blanco. Pero se debe tener mucho cuidado, ya que un desbalance en el estilo podría hacer que pareciera una casa abandonada.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo