Estilo y vida

Educación vial

Un tema que se debe tener muy presente, por la seguridad de los menores

Por  Andrea del Carmen Montenegro Sánchez

Educación vial (foto temática).

Educación vial (foto temática).

Seguro en más de una ocasión hemos sido de las personas que se cruzan una calle sin fijar, o que al manejar, no se ponen el cinturón, sin pensar que un pequeño momento de descuido puede traer graves consecuencias. Un concepto general de educación vial, es que son las normas y conductas que regulan el comportamiento del usuario de la vía pública, normas y conductas para conductor, peatón y pasajero, que son los principales usuarios de la vía pública.

“Es importante la educación vial porque con ello bajan los índices de accidentes, para evitarlos, cuidar la propia integridad, salvaguardar la vida ante todo. Creamos una cultura de respeto tanto del conductor para los peatones y pasajeros, así como de los peatones, que también tiene que respetar el tiempo que tiene el conductor”, menciona Sonia Santillán Ontiveros, promotora de educación vial de la Unidad de Vialidad y Tránsito de la Secretaría de Seguridad Pública y Tránsito Municipal (SSPyTM) de Culiacán, quien comenta el tema.

Lo más importante

Lo principal a inculcarles a los niños en el tema de educación vial es que la calle no es para jugar; que siempre antes de cruzar una calle se deben de fijar para los dos lados; así como que también deben de ir agarrados de la mano de un adulto.

“En el departamento damos pláticas de educación vial desde preescolar hasta profesional y damos pláticas de manejo defensivo en algunas empresas, no solo estamos en la calle. A los estudiantes, se dan las pláticas y además se presenta un sketch en donde se simula un hecho de tránsito, un accidente, un atropellamiento de una niña, con el que les queremos hacer ver los peligros que corren si al cruzar una calle no van agarrados de la mano de alguien, que la calle no es para jugar, es para los carros y tenemos que tenerle respeto”, destaca Sonia Santillán.

Ejemplo

Agrega la educadora vial, que cuando van a dar la plática a las escuelas, los niños sacan a relucir las malas conductas, conductas peligrosas, que realizan sus padres. Que si papá a veces se pasa el semáforo en rojo, que a veces no se ponen el cinturón, hasta que sus padres han manejado en estado de ebriedad o que no respetan los límites de velocidad. El adulto piensa que aparentemente el niño no se da cuenta de lo que hacen, pero se fijan mucho y hasta los ponen en evidencia. Con la plática, los pequeños se empiezan a dar cuenta de los errores, o faltas, que cometen sus padres.

“También damos una plática en las escuelas a los padres de familia que se llama ‘Papás alerta’, en la que se les invita a participar afuera de las escuelas, ayudando a bajar a sus hijos de los vehículos para evitar la doble fila. Cuando les damos esta plática, les hacemos ver a los padres que sus hijos nos comentan los errores que cometen cuando conducen, entonces los papás se empiezan a dar cuenta que tienen de tener cuidado cuando van conduciendo porque los niños los están mirando. Los niños reaccionan muy positivamente a estas pláticas, ellos todo aprenden”, manifiesta Santillán Ontiveros.

Y es que primeramente el padre de familia tiene que ver que le va a dar un buen ejemplo a su hijo, esto, desde que se sube al vehículo, se debe sentar y ponerse el cinturón de seguridad, antes de iniciar la marcha del vehículo. Un accidente puede prevenirse yendo todos sentados correctamente, siguiendo los señalamientos y respetando el límite de velocidad.

Apoyo

Hay un punto muy importante a inculcar en el padre de familia, y es que los menores de edad no deben de ir en los asientos delanteros. El niño menor de 12 años debe ir el asiento trasero y sentado en su aditamento, las sillas, de retención especial infantil, que se deber ir cambiando y adaptando al crecimiento del pequeño, a su peso y estatura, y esto es desde que es un bebito, hasta los doce años. El niño debe saber que debe ir sentado correctamente y que debe ir ajustado a un cinturón.

Reglas

Algunas de las normas para conductores serían:

- Respetar las señales de tránsito y los señalamientos sobre la calle.

- El uso del cinturón.

- Respetar el límite de velocidad.

En cuanto a los peatones, sería:

- Cruzar las calles por las esquinas.

- Fijarse bien al cruzar las calles, voltear para ambos lados.

- También respetar los señalamientos que hay para ellos.