Estilo y vida

Educar a los niños en el feminismo, recomienda Aleida Hernández en su libro dedicado a su hijo

La investigadora y docente de la UNAM lanza su libro "Cerca de la empatía, lejos de la violencia, cartas a mi hijo" para educar a los niños en el feminismo.

Por Lucía Mimiaga

-

México.-  ¿Qué tipo de hombres serán los niños que estamos educando hoy? En un contexto de violencia doméstica y feminicidios en aumento, la doctora en derecho Aleida Hernández, investigadora y docente de la UNAM, reflexiona sobre la urgente necesidad de construir nuevas masculinidades desde la niñez; porque ve que mientras el movimiento feminista ha sido adoptado por las nuevas generaciones de niñas y jóvenes, los varones se están quedando atrás.        

Hernández publicó el libro Cerca de la empatía, lejos de la violencia, cartas a mi hijo, como una guía de formación feminista para niños varones, pero también para padres, madres, maestros, e inclusive puede ser una herramienta de instituciones gubernamentales.

El libro consta de 10 breves textos que Aleida dirige a su hijo Óliver donde aborda asuntos como la relación de los hombres con las mujeres, la importancia de la escucha, el respeto al cuerpo propio y de los demás, la importancia de que los hombres también expresen sus emociones, así como la colaboración en las tareas del hogar, entre otras temáticas. 

Leer más: Le da el último adiós a Yuridia: la adolescente de 15 años fue asesinada en un intento de rapto en Nuevo León

Las jóvenes están viviendo mundialmente el movimiento feminista y pareciera que los hombres se quedan atrás   

Totalmente, es que pensé estamos educando nuevas mujeres empoderadas, como se dice en muchos espacios, a mí me gusta decir mujeres autónomas, seguras, mujeres que van en busca de sus sueños, pero ¿cuáles van a ser los hombres que acompañen a esas mujeres?, ¿dónde los estamos formando?, ¿qué está pasando que ellos se están rezagando y se están resintiendo?, “¿por qué ella avanza, porque no me pone en el altar?”; no, es que tú también debes formarte de forma diferente, lo que queda es fortalecer tu autoestima y acompañarse si quieren hacer pareja, en una convivencia sana, liberada de ambas partes.

Creo que podemos hacer como punto de partida que los niños desde pequeños, los hombres del futuro, sean hombres que no quieran controlar la vida de las mujeres, sino que las acompañen en su propio proyecto de vida y ellos en su propio proyecto de vida, entonces se encuentren. Un encuentro donde la existencia de uno no deba de oprimir la existencia de la otra.

En el libro hablas de cómo se relacionan los hombres con otros hombres. Es la carta de los niños y tú, pero cómo le dices a un niño “no asumas el pacto patriarcal”;es una alianza social entre hombres, en donde van acordando que está bien ejercer la violencia hacia las mujeres y contra otros hombres también; los asesinatos, los pleitos, golpes, acoso, violencia sexual, eso va a articulándose entre alianzas entre hombres. Es importante que desde pequeños, los niños se den cuenta de decir “no, no voy a participar de esos acuerdos o formas de sociabilidad enseñados por adultos hombres y mujeres”.

¿Qué proyectos pueden derivarse del libro? 

Me han estado comentando en diversas secretarías de las mujeres en el país y profesores, profesoras que se pueda hacer un taller con este libro; trabajar aspectos como formar de manera diferente a niños y niñas, niños en particular, lejos de la violencia machista, sin decirles machaconamente “no seas violento”, sino cuáles son las otras formas, cómo respetar a las demás personas, a través de la escucha, tener otra relación con otros niños, entre otras. 
Me encantaría que la Secretaría de Educación Pública pudiera asumirlo como suyo. Que tenga una utilidad social este texto. 

En otro tema, ¿cómo estamos en México en equilibrar mejor el tiempo para los cuidados familiares?        

Hay mucho por hacer porque sigue existiendo una división sexual del trabajo muy marcada, hombres a la esfera de la producción, mujeres a la esfera de la reproducción. 

No hay suficiente legislación al respeto, hay una propuesta en el Congreso de la Unión para el sistema nacional de cuidados; sería un impulso desde el Estado y las políticas públicas, sin embargo, también creo que desde las empresas, los empleadores deben incorporar políticas de cuidados. 

Tiene que incorporarse más el derecho de guardería para hombres trabajadores para que desde el Estado y la legislación no se asuma que solo mujeres tienen derecho porque reforzamos el rol de que las mujeres son las exclusivas cuidadoras de hijos e hijas. 

En países nórdicos tienen licencias de paternidad de seis meses a dos años, pagados plenamente, es otra realidad socioeconómica. 

Sobre la idealización social entorno a la maternidad, Aleida Hernández comentó que la sociedad no puede seguir exigiendo a las madres que lo sacrifiquen todo.       

Leer más: Trabajo doméstico combinado con empleo formal: mujeres jalicienses optan por menos hijos

“No damos espacio a que ellas sean lo que quieren ser”, declaró en relación a la forma en cómo se enaltecen este tipo de ideas en la sociedad mexicana y entonces se les pide a estas mujeres que no tengan su propia vida, sino que la den a sus hijos, a su pareja, a sus padres. El libro puede adquirirse en digital en la editorial Bonilla Artigas.

Perfil

Aleida Hernández  
investigadora de la UNAM
*Nombre completo: Aleida Hernández Cervantes 
*Lugar de nacimiento: Culiacán, Sinaloa
*Trayectoria: Doctora en derecho por la UNAM con mención honorífica.Pertenece al Sistema Nacional de Investigadores nivel I. Es investigadora de tiempo completo del Centro de Investigaciones Interdisciplinarias en Ciencias y Humanidades y profesora de Estudios de Posgrado de la Facultad de Derecho de la UNAM.

Aviones de Volaris registran incidente en el AICM; uno alcanza a desviarse antes de aterrizar
Síguenos en

Temas

Lucía Mimiaga

Periodista

Licenciada en ciencias de la comunicación por la Universidad Valle del Bravo. Editora de reportajes especiales, contenido original y artículos de la sección Tercer Piso del periódico EL DEBATE desde 2014. Inició su carrera periodística en 2003 en radio. Fue reportera y editora en jefe del diario popular La i en 2005, también se desempeñó como subdirectora de Bogavante Editores, nuevos productos impresos de EL DEBATE. En 2007 fundó el suplemento de economía Portafolio del mismo medio. De 2008 a 2014 lideró la edición de EL DEBATE de Culiacán. Experiencia temática en: fact-checking (verificación de hechos y detección de fake news), investigación, política, periodismo de datos, encuestas, género, libertad de expresión, migración, seguridad. Es parte de un equipo de periodistas de EL DEBATE que ha sido galardonado con un premio nacional de periodismo, nominaciones internacionales y premios estatales de periodismo. Ha cursado y participado como colaboradora en seminarios de paz organizados por la Universidad de San Diego, California en Culiacán. Pertenece a la comunidad global de mujeres escritoras de la asociación sin fines de lucro Hedgebrook, mujeres escribiendo el cambio, Estados Unidos. Participó por nominación de la Embajada de Estados Unidos para representar a México en el Programa de Liderazgo Internacional con enfoque para periodistas 2018 Edward R. Murrow, titulado La responsabilidad de los medios en la era de la desinformación. Otros idiomas que domina son el inglés y francés. Trabaja en Culiacán. https://www.linkedin.com/in/luciamimiaga/

Ver más