Estilo y vida

Frases que no debes decirle a tus hijos al regañarlos

Considera que todas las personas tenemos nuestra propia vulnerabilidad, así que no tomes tan a la ligera lo que a tu hijo le atormenta, es momento de ayudarlos a encontrar su mejor versión desde el amor, desde la crianza positiva

  • Frases

Por Aline Ordaz

-

La crianza de los hijos puede ser muy variada, sin embargo, los especialistas detallan las frases que los padres y madres pueden evitar cuando se regaña a los hijos, si es que queremos educar a niños y adultos sanos.

Claro que el lenguaje es parte impatrante en nuestra relación con los hijos, además los expertos declaran que es muy importante que cuando un adulto quiere reprender a su hijo no se use nunca la fuerza física.

Los padres y madres deben mantener la comunicación efectiva con sus hijos, y si al tratar de reprenderlos se usan los gritos así como las groserías lo único que se logra es el maltrato y los niños buscan alejarse.

Para comenzar hay que entender que los padres no son lo que tienen siempre la razón, por lo que hay que escuchar y hablar con los hijos, sin señalar con el dedo, sin juzgar, sin hablarles desde lo alto, hay que colocarnos a su estatura o sentados para mirar a los ojos.

¿Qué hiciste?

Cuando queremos entender qué es lo que ha sucedido es muy probable que si los padres se alteran, repitan una y otra vez, ¿Qué hiciste?, si esto va a compañado de gritos es poco probable que se tenga una respuesta, más que el miedo.

¿Por qué no puedes ser como tu hermano?

Otra de las frases comunes que los padres y madres dicen cuando están alterados es ¿Por qué no puedes ser como tu hermano o hermana?, esta es uno de los insultos que jamás olvidan los niños, y significa que el hijo no es aceptado tal y como es.

Eres un inútil

Cada una de las frases que le repitas a tus hijos cada que pienses que hiceron algo mal o que no hicieron lo que les pediste va a rezonar en las mentes de los hijos, si le dices que es un inútil puede perder su entusiasmo y su atuoestima.

Frases que debemos evitar decirle a los hijos. Foto: PEXELS

Sabía que esto pasaría

Una frase más es "Sabía que esto pasarría", y nuevamente destrozamos los nervios de los hijos, pues es muy probable que esta ola de frases vengan una detrás de otra sin dar tiempo a explicaciones, por ello tenemos que pensar antes de explotar frente a nuestros hijos.

Por supuesto que no son todas las frases que podemos evitar con nuestros hijos, la intención es que nos demos cuenta que el tono que usamos, las pausas que hacemos, la postura y hasta señalar con el rostro enfadado solo lleva a que nuestros hijos traten de alejarnos de ellos.

Si tú gritas sin cesar es muy seguro que con el tiempo también tus hijos te empiecen a gritar y ha decirte frases como: "No quiero hablar contigo" y lo peor de todo es que no hay un aprendizaje ni una crianza en positivo.

Cuando señalamos a los niños con rostro desenfadado o cuando se les culpa los lastimamos, se llenan de rabia y de una fuerza impotente que crece cada vez más, es probable que al principio se agachen y digan "Lo siento, perdón".

Cómo acercarnos a nuestros hijos

El objetivo no es que los hijos dijan "Lo siento" pues de este modo no aprenden, por lo que debemos apoyarlos y darles una oportunidad más, creer en ellos, hablarles, pero sobre todo escucharlos cuando se acercan a nosotros.

Debemos darle espacio a los hijos para que ellos mismos o si quieren que los acompañemos para pensar en una solución, para que se sientan orgullosos, pues si los hijos están enfadaos, asustados o alterados su cerebro no puede pensar de la mejor forma y pasa al modo supervivencia.

Cuando atacamos a nuestros hijos por lo que hicieron "mal" con gritos y amenzas no pueden escucharnos ni hablar con nosotros porque solo piensan en cómo escapar de esa situación, en cómo mantenerse a salvo, quieren huir o luchar.

También es muy importante que mostremos a los hijos la manera en la que nosotros solucionamos los problemas, así como a buscar una solución en conjunto, hay que enseñarles cómo hablar con las demás personas, cómo escuchar a los demás y eso podemos fomentarlo desde el ejemplo.

Te puede interesar: 

Si tu hijo se acerca y quiere hablar contigo, entonces prestale tu atención, deja el celular a un lado y míralo a los ojos cada que consideres oportuno, también piensa en las reacciones que tienes conforme habla pues de ello depende si sigue con su charla o no.

Considera también que todas las personas tenemos nuestra propia vulnerabilidad, así que no tomes tan a la ligera lo que a tu hijo le atormenta, es momento de ayudarlos a encontrar su mejor versión desde el amor, desde la crianza positiva.

Síguenos en

Temas