Estilo y vida

Lactancia materna: cómo evitar el dolor y los pezones agrietados

Aunque la aparición del pezón agrietado es común durante la lactancia materna, se puede prevenir fácilmente si sigues algunos consejos

Por Joselyn Sánchez

-

Con la maternidad vienen nuevos procesos inexplorados para las madres primerizas y uno de ellos es la lactancia materna, por lo que, este procedimiento de amantar al neonato puede ser complicado el primer mes, pero algo que debes tener presente es que dar pecho no debe doler ni debes acostumbrarte a ello.

Una vez aclaro este punto, debemos decirte que en las primeras semanas de lactancia materna puedes presentarse dolor en los pezones e incluso pueden aparecer grietas que son dolorosas, esto pasa porque el bebé no está mamando correctamente, por lo que debes corregir la postura.

Pero no te asustes ni te preocupes, puedes corregir la postura del bebé de manera fácil y sencilla, aunque, si consideras que necesitas más apoyo o supervisión para que se garantice que la posición es la correcta, puedes acudir a tu unidad de salud más cercana y pedir que te explique cómo lograr la lactancia materna sin dolor.

Te puede interesar: Consejos para tener una lactancia sana y productiva

Consejos para prevenir el pezón agrietado

La aparición de los pezones agrietados puede provocar una mala experiencia con la lactancia materna e incluso pueden influir negativamente para que se abandone el amamantar al bebé con leche materna, pero esto se puede prevenir siguiendo algunos sencillos consejos.

Cómo prevenir el dolor de pezón durante la lactancia materna

Una de las maneras más efectivas para prevenir la aparición de los pezones agrietados durante la lactancia materna es el correcto agarre, para ello debes estar cómoda mientras que la cabeza del bebé debe estar alineada con la columna del o la pequeña, su cuerpo lo debes tener bien sujeto y pegado a ti.

Además, debes asegurarte que la carita de tu bebé este frente al pecho y la nariz a la altura del pezón, también debes comprobar que tanto el pezón como la areola entren completamente en la boquita de tu pequeñita o pequeñito porque si solo mama el pezón, tirará de él y eso terminará formando las grietas.

Sigue leyendo: Cómo producir más leche materna

Los expertos en crianza infantil también recomiendan que evites usar chupones porque eso puede confundir a los menores y a la hora de alimentarlo pueden terminar succionando con los labios en lugar de la boca.

Ahora bien, otros consejos que debes seguir para evitar que los pezones se agrieten es evitar lavar los pechos con jabón, solo lávalos con agua y tampoco les coloques crema o loción, puedes poner un poco de la propia leche materna para mantenerlos hidratados.

En caso de que las grietas en los pezones ya estén presentes no olvides que debes tratarlas como a cualquier herida de la piel, por lo que se recomienda mantener la zona del pecho limpia y seca, además, evita el uso de sustancias no recomendadas por el personal médico como cremas de lanolina.

Cómo prevenir el dolor de pezón durante la lactancia materna

Si el problema se complica acude a tu unidad de salud más cercana porque podrías padecer mastitis sino se trata adecuadamente y recuerda, la lactancia materna no causa grietas en los pezones ni debe ser dolorosa, solo es cosa de corregir la mala postura de succión del bebé y evitar algunos hábitos incorrectos.

Síguenos en