Estilo y vida

Meditación: Cómo mantener la mente en blanco de manera rápida y relajada

Puede que ocurrirte que en el ejercicio de la meditación, tu mente no logre detener la velocidad de tus pensamientos, puedes sentir frustración de querer calmarte y no poder, pued bien, los expertos en meditación y yoga explican que debemos concentrarnos en nuestra respiración

  • Meditación

Por Aline Ordaz

-

Cuando se hace meditación lo más común es que la instrucción primera es buscar tener la mente en blanco, pero son muy pococ los que logran concentrarce en nada y tener un ejercicio de relajación  de manera efectiva.

Por supuesto que muchos instructores te guían paso a paso para lograr claridad mental con el objetivo de reducir los niveles de estrés, pero por si todavía no logras entrender de qué va la meditación, hoy en Debate te explicamos una vez más.

Puede que ocurrirte que en el ejercicio de la meditación, tu mente no logre detener la velocidad de tus pensamientos, puedes sentir frustración de querer calmarte y no poder, pued bien, los expertos en meditación y yoga explican que debemos concentrarnos en nuestra respiración.

Concentrarse en la respiración

Para comenzar con tu meditación debes ponerte en una posición de lo más cómoda, por ejemplo, recostarte con la mirada al techo o bien sentada en la famosa posición de loto, esto quiere decir que cruces las piernas.

Una buena opción es que cierres los ojos, pero no lo hagas si no te sientes cómoda o te asusta la idea de no ver, entonces comienza a respirar de manera normal pero concentrate en cómo entra y sale el oxígeno de tu cuerpo.

De esta manera puedes mantener tu mente en blanco y desacelerar tus abrumadores pensamientos, esos que no te permiten ser en tu día a día, las preocupaciones y penas que te generan estrés, respira y trae calma hacia ti.

Incluso puedes sentir como tu estómago se infla y se desinfla con cada respiración, haz este ejercicio el tiempo que más puedas, y cuando sientas que viene de nuevo la ola de pensamientos, regresa a concentrarte en tu respiración.

Tener la mente en blanco no significa que literal no pienses en nada, sino más bien que disfrutes de lo que te rodea en este momento y hagas con tu tiempo lo mejor que puedas, sin pensar en el pasado ni en el futuro.

Te puede interesar:

Detenerte un momento y concentrarte en tu respiración es una de las mejores y más rápidas maneras de lograr una meditación exitosa, recuerda también estar en un lugar clamado y en un momento en donde no estés apresurada.

Síguenos en

Temas