Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

Neutraliza a los pasivo agresivos

Trabajo

El Centro Médico de la Universidad de Nueva York define a una persona pasivo-agresiva como alguien que "puede aparecer acceder o actuar apropiadamente, pero en realidad se comporta de forma negativa y pasiva resiste." Acciones pasivo-agresivo pueden variar desde relativamente leves, como de poner excusas para no estar en contacto, a la muy grave, como el sabotaje de alguien es el bienestar y el éxito.

La mayor parte de gente crónicamente pasiva-agresiva tienen cuatro características comunes:

Son poco razonables en el trato.

Se sienten incómodos ante la demostración de experiencia.

Rara vez expresan su hostilidad directamente.

Repiten su comportamiento oculto con el tiempo.

La Agresividad pasiva puede ser dirigida hacia una persona o un grupo. Cualesquiera que sean los motivos que pueden conducir a una persona a ser pasivo-agresivo, no es fácil estar en el extremo receptor de tales hostilidades veladas. ¿Cómo se puede gestionar con éxito estas situaciones? Aquí presentamos 8 claves para el manejo de las personas pasivo-agresivas. No todos los consejos a continuación pueden aplicarse a una situación particular. Basta con utilizar lo que funciona y dejar el resto:

1. No pierdas la calma. Reducir Personalización y malentendidos.

Cuando usted experimenta un posible comportamiento pasivo-agresivo de alguien por primera vez, evitar el llegar a una conclusión negativa. En su lugar, proponga múltiples formas de ver la situación antes de reaccionar. Por ejemplo, puede tener la tentación de pensar que su colega no respondió el correo electrónico porque está haciendo caso omiso de una sugerencia, o puede considerar la posibilidad de que ella está tomando un tiempo para decidir. Cuando evitamos la personalización de los comportamientos de otras personas, podemos percibir sus expresiones de forma más objetiva. Las personas hacen lo que hacen porque de ellos más que por nosotros. Ampliando nuestra perspectiva puede reducir la posibilidad de malos entendidos.

Por otro lado, si el individuo ha demostrado claramente un patrón de agresividad pasiva, emplear cualquier combinación de los siguientes pasos de acción según sea apropiado:

2. Mantenga su distancia siempre que sea posible.

En cierto modo, los pasivo-agresivos son más difíciles de tratar que los que son abiertamente hostiles. Una persona abiertamente agresiva es directa en las palabras y la acción, lo que hace que le sea más predecible. Un pasivo-agresivo, por otro lado, esconde un cuchillo detrás de una sonrisa. Él o ella trabaja con un guión oculto y nunca se sabe cuando podría atacar con sus maquinaciones encubiertas. Cuando se les enfrenta, el pasivo-agresivo, casi siempre negará su responsabilidad. Por estas razones, cuando se necesita hacer frente a alguien que está crónicamente pasivo-agresivo hay que ser diplomático y aplicar los consejos de este artículo como mejor le parezca. El resto del tiempo, a mantenga una sana distancia.

Siga leyendo para aprender técnicas con las cuales "neutralizar" a los pasivos agresivos