Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

¡Ni te cases, ni te embarques! Las 10 supersticiones sobre las bodas

LOS MOCHIS

(El Universal) Casarte es un trabajo monumental. Primero, para conseguir a la valiente o superhéroe que se atreva, el problema uno. ¿Ya lo conseguiste? Bueno, ahora lograr que se anime a dar el paso del compromiso máximo ¿Listo? Ok. Ahora la planificación. Por lo general, acá se requiere de un arduo trabajo de la novia y la mejor amiga. Ya está lista la fecha, los invitados, el vestido, el traje y la comida, el lugar. Bien. Ahora viene uno de los rubros más importantes. El buen agüero. Sí, es uno de los invitados más importantes. ¿Qué cómo lo invitas? Ahí está el problema, es un ritual para que lo traigas a tu evento.

Sí, claro, la buena suerte es uno de los invitados más difíciles para aquellos quienes creen en ella. Pues por lo usual, se trata de hacer toda una planeación para invitarlo, puede ser fácil traerlo, el problema será hacer que se quede. Ya que para eso hay que conseguir diferentes prendas, hacer muchas oraciones y por supuesto, usar sólo lo que así está señalado.

Las novias son seres peligrosos cuando no se les consigue lo que piden y más si por algún motivo, su boda no salió como lo planeaban. Por eso ellas hacen de todo, para que la buena suerte sea su mejor amiga el día del casamiento, así lo informa el portal web silviaolmedo.tv; por lo tanto es necesario hacer lo que se tenga que hacer, para que ese día no falle ni un detalle.

¿Quieres saber cómo hacerle para tener la mejor suerte, no sólo en tu boda, también durante el matrimonio? En De10.mx de El Universal, te trae lo que quieres saber. ¡Toma nota!

¿Cuál practicaste en tu boda?

¿Qué otra superstición conoces?

Con información de essentialevents.es, bodaguia.com y silviaolmedo.tv. Lo Viejo, nuevo, prestado, azul: No solo es una rima. La idea se basa en tener una cosa vieja, símbolo de la continuidad; algo nuevo como la ruptura con lo malo; algo azul, pues se cree el color de la fidelidad y algo prestado de una pareja feliz, para tener un poco de eso.