Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

¿Piensas en un cambio?

CARRERA

Descubrir la identidad propia es uno de los objetivos de la universidad. ¿Qué pasa cuando ese descubrimiento te lleva a darte cuenta de que tu carrera no es lo que quieres para el resto de tu vida? En este artículo te ayudamos a identificar los motivos por los cuales cambiar de carrera y los obstáculos o miedos para hacerlo.

Motivos para cambiarse

Idealizaste tu carrera. Es algo muy común, querías construir casas y te metes a arquitectura, cuando lo que querías es ser ingeniero civil. Fracasas en exámenes. Es parecido al anterior pero la diferencia radica en que aunque te gusta las materias no se adecuan a tus capacidades o aptitudes. Quizá estás en economía y no puedes con cálculo. Dudas de tu vocación. A veces elegimos una carrera porque nada nos llama la atención, o en otros casos, por la promesa de un futuro prometedor en cuanto a dinero.

Miedos que impiden hacer el cambio

Ante lo desconocido: la incertidumbre es una razón válida para dudar. Al tiempo perdido: sientes que ya comenzaste y tienes que terminar. Vergüenza: a nadie le gusta aceptar que se equivocó pero un signo de madurez es aceptar los errores y enmendarlos, además recuerda que, al final, tu eres el único que te puede exigir cuentas de tu vida y tus decisiones.

¿Estás decidido a cambiarte?

Entonces toma en cuanta esto. Si la incertidumbre tiene como base un tema vocacional, lo cual es muy habitual, es de suma utilidad la realización de un proceso personalizado de reorientación vocacional. Lo más importante es que comprendas que permitirse pensar sobre lo que te gusta o no y probar es perfectamente natural y que, seguramente, si lo que has elegido no se condice con lo que realmente quieres hacer, vas a sentir un gran alivio cuando hayas seguido tu vocación. Todo lo que hayas aprendido, más que una pérdida, es una inversión, que seguramente te servirá en algún momento de tu vida. Tienes que evaluar qué tanto de la carrera tienes avanzada, si ya te falta uno o dos años, podrías considerar terminar y comenzar de nuevo si en realidad tienes otra vocación. En caso contrario, más que pensar en el tiempo perdido, piensa que tienes herramientas que tus compañeros de nueva carrera no tienen. La orientación vocacional es un proceso muy importante antes de entrar o cambiar de carrera. Pregunta por sus servicios en tu escuela. La educación superior no sólo se trata de adquirir conocimiento, sino de conocerse a sí mismo.