Selecciona tu región
Estilo y vida

Qué cuidados requiere mi perro recién nacido

Los perros recién nacidos requieren de muchos cuidados especiales, especialmente si la madre no está ahí para dárselos. Aquí te decimos qué hacer para cuidar de uno

Por El Debate

-

Seguramente algunas vez habrás visto a un perro recién nacido y habrás muerto de ternura, tanto que desearías adoptar uno. Es necesario que sepas que este cachorro necesitará de cuidados muy particulares.

Bien dicen que los perros son como bebés que nunca crecen, pues al tener un perro, especialmente uno muy juguetón, deberás estar al pendiente de él prácticamente a toda hora que él lo requiera.

Y tratándose de un cachorro, hay ciertos aspectos importantes que debes tener en cuenta para cuidar de él como se debe.

Cuidado maternal

El papel de la madre es de suma importancia en las primeras semanas del desarrollo de un cachorro, pues es ella quien hace la mayoría del trabajo en el cuidado del mismo. Si el cachorro tiene cerca a su madre para estar pendiente de él, ella se encargará en mayor parte de lo que necesita, aunque podrán haber ciertas circunstancias en las que esta no estará con él o ella.

De ser así, tocará ahora al dueño del cachorro cuidar de él como si fuera su madre, por lo que tendrás que prestar atención de qué es lo que necesita.

Espacio y temperatura

Es necesario que donde sea que tengas al cachorro, esté en un espacio que sea cómodo para él pero sobre todo que esté limpio y sea seguro. Una opción es, de ser posible, mantenerlo en una camita donde al crecer él sienta que es dueño de ese espacio, y que esta sea de un material que conserve bien el calor del cachorro, pues durante las primeras semanas estos no son capaces de regular su propia temperatura.

Te puede interesar: Qué cuidados debe tener mi gato recién nacido

Lo más recomendable sería tenerlo durante sus primeras semanas en una caja amplia con una base acolchada y con unas paredes lo bastante altas, para que no salga y se exponga a algún peligro en su entorno.

Un perro debe mantenerse a una temperatura de entre 22 y 28 grados en sus primeras semanas, no por debajo, pues podría sufrir de una hipotermia. Si este tiene la fortuna de estar con su madre, entonces bastará con la temperatura corporal que ella le brinde. De no ser así, es recomendable tenerlo entre mantitas, y de ser posible y necesario, utilizar calefacción.

Alimentos

La leche materna, especialmente las primeras ingestas, son muy importantes para que el cachorro reciba los nutrientes que requiere. Aún así, puede darse el caso en que la madre no está para dárselo ella misma.

La leche de vaca regular que los humanos tomamos no bastará para un perrito, pues no contiene todo aquello que un perro recién nacido necesita. Hay opciones de leches especiales para perros en el mercado, muchas de ellas las encontramos en tiendas de mascotas o en consultorios de veterinarios. Para alimentarlo, usa un biberón adecuado para su tamaño.

A la tercera o cuarta semana, el perro empezará a desarrollar su dientes, por lo que gradualmente podrás ir reemplazando la comida líquida por solida, especial para caninos de su tamaño

Un perro en sus primeras semanas debe comer cada 2 o 4 horas, e irá disminuyendo conforme va creciendo.

Digestión e higiene

La madre tiene una tarea muy importante cada vez que sus cachorros reciben alimentos: estimular el área anal y genital del perrito para que este defeque. Un perro no puede hacer sus necesidades por sí solo.

Si la mamá hace falta, es necesario que tomes un trapo limpio humedecido con agua tibia y hagas lo que su madre haría con la lengua. Una vez que el perro defeque debes limpiarlo y repetir el proceso cada vez que tome biberón.

Si pasa un día y medio o hasta dos sin que este haga sus necesidades, será necesario llevarlo con un veterinario para que revise si al cachorro le sucede algo.

¿Has cuidado alguna de vez de un perro recién nacido?

0%
No 0%
Síguenos en