Estilo y vida

¡Que su intimidad no sea pública!

PSICOLOGÍA
Avatar del

Por: EL DEBATE

Con quién más que con la pareja para hablar de todo lo que sucede en su vida íntima. Pero muchas veces ese diálogo sincero no llega y se dejan pasar ciertas falencias que van apareciendo en la intimidad.

Y cuando el problema crece, lo más probable es que sea a un amigo o amiga a la que se le comente lo que ocurre. Esto suele ser lo más común y lo menos acertado a la hora de resolver sus dudas sobre sexualidad.

Habrá otros que cuenten a todo pulmón todo lo que les ocurre en la intimidad, exponiendo la sexualidad de su pareja como si se tratara de un tema dentro del tintero de cualquier conversación.

Lo cierto es que al que menos se le habla de sexualidad es al terapeuta, pues no existe aún la cultura de visitar al sexólogo para resolver algunos problemas de esa índole. Es bueno que acuda a un profesional si tiene algunas inquietudes o problemas dentro de su vida sexual en pareja.

¿Se puede acabar la relación?

Una relación no solo se deteriora por la actividad sexual, a pesar de que sí es importante su ejercicio. Es claro que la rutina es uno de los factores que más inciden en la vida sexual de las parejas. Explica el sexólogo Pedro Julio Bernal que hay mucho por aprender de la sexualidad. "Existen parejas con muchos años de casados que nunca han podido disfrutar de una verdadera sexualidad, pues están enamorados de un fracaso".

Enfatiza el profesional que lo que sí puede acabar con la pareja es la falta de cariño, de delicadeza, de sensualidad, la falta de motivación, no llenar los escenarios de pasión, por lo que recomienda entrar en el juego de la emoción y la sensualidad. "El preámbulo hace que el deseo aumente, el gusto, el tacto, el olfato, son elementos que elevan la sensualidad y complementan las relaciones sexuales, es dar el todo por el todo", explica el profesional, sumando lo anterior a un buen comportamiento en lo personal y la responsabilidad de pareja.

¿A quién le cuenta?

Las personas que viven contando su vida sexual a todo pulmón, poseen problemas de inseguridad respecto de su vida íntima. Explica el sexólogo Pedro Julio Bernal que "muchas personas creen que divulgar lo que les sucede con la pareja a terceros no afecta y lo vuelven un tema de mesa, y olvidan que están hablando de sí mismos también y que están perdiendo el respeto hacia la pareja haciendo que su intimidad se pierda y peor aún que se divulgue".

Lo anterior abre brechas entre la pareja como la misma desconfianza. "Por pequeña que sea la molestia, lo que pase en la pareja es de los dos y para los dos, el trabajo es de los dos y la solución de los dos. Por eso en terapia también el trabajo será entre ellos", enfatizó Bernal.

Con el terapeuta

¿Cuándo es necesario acudir al terapeuta o sexólogo? Ante el tema explica el sexólogo y terapeuta, Pedro Julio Bernal, que muchos ven el terapeuta como la última esperanza pero en ese punto ya hay gran deterioro afectivo, emocional, distanciamientos que van a dificultar una mejor y más rápida orientación a la pareja.

Por eso invita a las personas a abordar el tema temprano, a buscar ayudas y orientaciones terapéuticas en la sexualidad y no esperar solo los momentos de crisis. Además recalca que es responsabilidad de las partes, por el bien de la pareja, informarse, actuar, aprender, compartir y disfrutar. No debe haber disculpas, enfatizó.

¿Nos hace falta hablar en pareja?

Sí. Muchas personas por pena o por no saber abordar con delicadeza el tema del desempeño sexual, prefieren hablarlo con terceros y no con la pareja. Al respecto, explica el sexólogo Camilo Umaña, que no se puede olvidar que "el diálogo es uno de los pilares fundamentales en el desarrollo de la vida exitosa de pareja, es uno de los elementos funcionales del éxito en la vida en general, es una de nuestras riquezas, entonces por qué desperdiciarlo si debemos usarlo en un tema tan sensible como la sexualidad".

El profesional es claro en afirmar que en la sexualidad los términos son complicados, y hay que tener una muy buena dosis de extroversión para poderle decir a nuestra pareja lo que nos gusta, lo que nos disgusta, lo que nos asusta, y lo que nos parecería ideal. Aclara Umaña que la única forma de conocer si hay compatibilidad o incompatibilidad es comunicándose. Por eso invita a las parejas a explorar lo que piensan y sienten y si es necesario buscar ayuda de un experto que garantice la privacidad en el tema.

En esta nota:
  • Vida
  • relaciones
  • pareja
  • intimidad
  • sexólogo
  • terapeuta
  • amigos
  • comunicación