Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

Que tu relación sobreviva a las redes sociales

PAREJA

El Universal.- Con la llegada de las redes sociales, también llegó la innovación a la hora de amar. Con la era de redes sociales como Facebook, Twitter, Instagram o aplicaciones como WhatsApp, el amor se ha convertido en un nuevo discurso.

Los tiempos de las flores, la serenata o la llamada por teléfono, en la que hablábamos por horas, tipo canción de Timbiriche, son cada vez más lejanos. Ahora estamos inmersos en las redes sociales, pues con la muda a la tecnología, también han llegado las formas de demostrar qué amamos y cómo lo hacemos. Ya no se requiere de un saludo a media mañana, lo inn es publicar en Facebook que tenemos una nueva relación.

Todos sabemos de casos donde las parejas publican todo lo que hacen, desde que empezaron a salir, hasta las fotos de la boda, pasando por una salida al cine o las fiestas de los viernes por la tarde. Hasta aquí todo irá bien, el problema es que así como desarrollamos la historia de amor, también los hacemos con la de las rupturas.

Si cortamos con alguien, lo primero, para que el mundo sepa que tú y él, ni de broma regresan, es publicarlo en Facebook, para que quien lo vea, esté enterado y le dé "like".

En este contexto, nos damos cuenta de que también existen las fotos, los "likes", las etiquetas de en dónde estás, con quién y qué celebran. El amor se vuelve público, la privacidad también.

Si tu novia es celosa, habrá problemas a la vista, pues cada vez que pongas un "like" a la foto de la amiga que tanto quieres, comenzarán las preguntas; lo mismo hará él, si descubre que te encontraste con el ex en la esquina de tu trabajo. Problemas y más problemas.

El Universal te trae diez mandamientos que deberás seguir el pie de la letra, si no quieres que tu relación termine por culpa de un mal manejo de tus redes sociales.

1) En una relación con…: Si comienzas a andar con alguien, es recomendable que actualices tu estado a "en una relación", pero de preferencia no lo etiquetes. Primero debes preguntarle si está de acuerdo, pues podría tomarlo como una invasión.