Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Estilo y vida

Rivalidad entre hermanos

FAMILIA
Avatar del

Por: EL DEBATE

La rivalidad entre hermanos es un problema emocionalmente dañino que puede afectar no sólo a la relación de los hermanos involucrados, sino en sus vidas románticas y laborales también. La rivalidad entre hermanos crea un conjunto de modales y reacciones a una situación que al final se aplicarán a todos los caminos de la vida si no son reparados.

Cómo comienza

La rivalidad entre hermanos regularmente comienza durante la infancia en donde un hijo es aparentemente mejor que el otro, los padres parecen favorecerlo sobre el otro o uno de los hijos se desempeña mejor en los deportes o la escuela. Otras causas, que comienzan antes del nacimiento, podrían incluir a un hijo que se siente celoso del hecho de que los padres hagan cosas para el nuevo bebé, que compren cosas para el más pequeño y cosas así. Muchos padres también pueden volverse estrictos con un hijo único después de tener un segundo, lo que puede crear un sentimiento de resentimiento hacia el nuevo hermano.

Cómo reconocer la rivalidad entre hermanos

Regularmente provocada por celos, la rivalidad entre hermanos se puede reconocer como tal por casi cualquier adulto razonable. Si un hermano tiende a imitar al otro, le presta demasiada atención a las posesiones del otro, pasa mucho tiempo tratando de vencerlo en los deportes, hace o compra cosas después de que el otro hermano ya lo ha hecho o muestra modales tensos un poco amistosos con el otro, se indica rivalidad entre hermanos.

Efectos

Los adultos que son víctimas de la rivalidad entre hermanos pueden encontrarse a sí mismos enojados o resentidos con su hermano, lo que se puede traducir en la forma en que vive, incluyendo el trabajo, los deportes, las competencias y la vida familiar. Esto puede tomar la forma de un hermano intentando ser excelente en el trabajo y fallando debido a las frustraciones en cualquier lugar, estableciendo estándares de vida según los logros de su hermano o involucrándose en argumentos y peleas con el hermano.

Cura

Con los adultos, curar la rivalidad entre hermanos es posible bajo la presunción de que ambos hermanos actuarán como adultos responsables y razonables y tomarán la responsabilidad de una situación dada. Los hermanos deben hablar entre ellos, tratar de establecer diferentes metas y evitar la competencia siempre que sea posible. En muchos casos, los hermanos no pueden trabajar con los sentimientos de resentimiento y celos en sus relaciones sin buscar ayuda profesional. Sin embargo, un buen primer paso para muchos es reconocer que la rivalidad es generalmente provocada por celos, no como un intento del otro hermano de ser mejor.

En esta nota:
  • Relaciones
  • familia
  • hermanos
  • rivalidad
  • hogar
  • bienestar
  • salud mental
  • salud emocional
  • efectos