Estilo y vida

Secretos del interiorismo

Estos trucos y tips te ayudarán a encontrar el estilo y armonía perfecta para tu hogar y la personalidad de este mismo  

Por  Alexa Ruelas

Foto temática.(Agencia Shutterstock)

Foto temática. | Agencia Shutterstock

Siempre es un buen momento para divertirse cambiando los espacios de tu hogar, transformándolos completamente, caracterizando tu estilo personal. Es una muy buena idea darle un nuevo aire a tu sala o tu recámara, y claro, sin necesidad de comprar nada nuevo, cuidando tu bolsillo. Con los mismos elementos decorativos que tienes en tu hogar puedes hacer cambios drásticos (aunque no lo creas) que llenarán de vida tus espacios que creías muertos. Si has decidido redecorar tu casa, antes que nada debes comenzar haciendo una limpieza profunda. El mejor consejo para lograr esto es dividir tu casa por espacios, ya que no es una tarea fácil, la recomendación es empezar por el corazón de tu casa, ya sea tu sala, la cocina o tu recámara, ya que en el momento en que veas los fantásticos cambios no querrás parar y te animarás a terminar el resto de los espacios. Ahora bien, cuando estés haciendo la limpieza presta atención a los elementos decorativos y si puedes darles una segunda vida. Ya que tienes solamente lo necesario, aquí te mostramos los secretos del interiorismo que puedes implementar en tu hogar. 

Diseño interior 
Deja de ver esas imágenes de interiorismo en las redes sociales, en donde solo ves tus espacios soñados, pero que dudas algún día conseguirlo. Tienes que tener claro que no se trata de replicar esa habitación que añoras, sino de analizar en ti lo que te transmite, las sensaciones que causa en tu persona y, principalmente, qué es lo que más te llama la atención. Y créeme cuando te digo que no es nada difícil recrear esa sensación y contagiarla en cualquier espacio de tu hogar.

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias


Diviértete 
Ten presente que quien ocupará este espacio eres tú. Lo mejor de decorar es que siempre puedes volver a empezar y reimaginar tu concepto interiorista. Cada vez que lo hagas aprenderás más de ti y del espacio que te rodea. 

Espacio acogedor
No lo llenes con detalles hechos a mano o heredados de tus familiares, suena lindo, pero lo mejor es que seas selectivo. La clave está en añadir elementos con los que te identifiques y que aporten a tus espacios.


Tu punto de vista  
En tu hogar eres tu propio decorador. Y como todo decorador o diseñador tiene una firma que lo distingue, busca la tuya. Refleja tu visión y no copies lo primero que viste. Encuentra ese equilibrio que solo tú encontrarás en tu casa.


Colores y texturas 
Procura que tus espacios se unan atreves de los colores o las texturas. Hay excepciones, pero los colores deben funcionar en la misma onda: colores cálidos, colores fríos, colores polvorientos, etcétera.

Estilos contrarios 
No es necesario que tus espacios sean solamente de un cierto estilo. Por ejemplo, no seas estricto con tu estilo, si tu estilo es moderno intenta aplicar mobiliario clásico que juegue con lo moderno.

Vitalidad en tus espacios 
Si quieres darle a tu hogar un ambiente más vivo, los elementos naturales son tu mejor opción. Tal vez ya utilizaste en tu mobiliario madera o en recubrimientos algún tipo de roca, pero las plantas siempre serán un gran elemento para incorporar un guiño vivo.

Reinventa habitaciones
Lo mejor de tu decoración es que siempre puedes mover elementos, incorporar nuevos detalles y reinventar el estilo decorativo, simplemente al reacomodar las piezas que integran tu habitación.

Unifica el estilo  
Debes tener claro y conocer bien el estilo dominante de tu hogar. En algunos espacios puedes plasmarlo fuertemente y en otros llevarlo sutil con toques llamativos. Ten en cuenta que las habitaciones no se deben sentir desconectadas una de otra.

Espacios vacíos
Son esos rincones de tu casa que no tienen ningún elemento decorativo o funcional. No es obligatorio que cada metro de tu casa tenga un accesorio o mobiliario. A veces, dejar que tu habitación respire puede sumarle armonía.


Cambios positivos 
Cambia los roles de tus elementos. Por ejemplo, si tienes un cuadro en tu pared, colócalo en el piso o en una mesa, o alfombras y mantas colócalas en la pared. El punto es que juegues con los elementos que tienes en casa cambiando su primera función. Así tu ambiente será atrevido y único.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo