Selecciona tu región
Estilo y vida

Sida en los gatos ¿es posible?

Los gatos pueden desarrollar una afección que se conoce como inmunodeficiencia felina o también llamado SIDA felino

Por Juan Leyva

-

Los gatos pueden tener una enfermedad parecida al VIH de los humanos, de hecho esta enfermedad se conoce como inmunodeficiencia felina (FIV, por sus siglas en inglés). 

Esta enfermedad es de origen vírico que se transmite por vía fetoplacentaria de la madre hacia el gato al momento  de nacer, también puede originarse por contacto con sangre contaminada. 

De acuerdo a la Clínica Veterinaria Éboli y a su especialista, Alejandra Fernández, el SIDA felino es causado por un virus de la familia Retroviridae.

Sin embargo que un felino esté infectado con el  virus de la inmunodeficiencia felina, no quiere decir que tenga SIDA felino, ya que esto último se refiere a las fases terminales de la enfermedad que puede tardar años en desarrollarse. 

Los síntomas de la enfermedad son: 

  • Fiebre y letargo
  • Pérdida de apetito
  • Adelgazamiento paulatino
  • Deterioro del pelaje
  • Inflamación de los ganglios linfáticos
  • Lenta recuperación de enfermedades corrientes
  • Anemia, que se presenta en alrededor del 25% de los casos y se manifiesta, entre otros, por palidez de las encías y otras mucosas.
  • Infecciones de la piel o de las vías respiratorias superiores
  • Signos gastrointestinales

Los gatos que contrajeron SIDA pueden desarrollar cáncer en un 15 por ciento de los casos, entre los más frecuentes se encuentran el cáncer de médula ósea
y linfosarcoma. 

No existe una cura como tal para el SIDA de los gatos, pero con tratamientos se puede alargar el pronóstico de vida de los gatos. Se debe tener en cuenta que el SIDA de los gatos no puede afectar a otras especies ni a los humanos.  

Leer mas: Qué bacterias pueden portar las moscas y cómo alejarlas de casa

Síguenos en