Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

Siete pecados típicos de oficina

MODA

El Universal.- ¿Te has preguntado por qué esa tipa que se sienta a tu lado, cuyo coeficiente intelectual está por debajo del tuyo, acaba de ser ascendida y todo el mundo parece considerarla la súper estrella de la oficina? ¿Será la amante en turno del jefe? Quizá, aunque no parece muy probable, sobre todo porque ella se ha encargado de dejar en claro que no le gustan ni tantito los hombres...

Más allá de sus posibles talentos ocultos, de los trabajitos que tal vez haya mandado ejecutar al Mercado de Sonora o del pacto diabólico que firmó en su adolescencia, lo cierto es que ella viste mucho mejor que tú. ¿Eso es todo? Sí. ¿Banal? En lo absoluto. Recuerda que en el ámbito profesional no sólo hay que ser eficiente, también hay que parecerlo. A continuación, los siete pecados capitales que, en materia de moda, pueden convertir la oficina en tu infierno particular. Toma nota.

1. FLIP FLOPS

No importa si son Gucci o marca Walmart, simple y sencillamente no puedes llevarlas a tu lugar de trabajo, a menos que seas instructor de natación, claro está. Si te presentas con unas sandalias pata de gallo (por llamarlas elegantemente), conocidas vil y llanamente como chanclas, ve guardando tus cosas en una caja y no olvides pasar a Recursos Humanos.