Estilo y vida

Spa en tu baño

DECORACIÓN
Avatar del

Por: EL DEBATE

Si la falta de tiempo o presupuesto no permite que te regales un día de spa, nosotros te invitamos a vivir esta experiencia en tu casa. Imagina lo que pasaría si lograras encontrar un momento único para ti, en el que no haya llamadas de celular, te olvides de los días en que tuviste que decidirte por un menú y esperar por la confirmación de cada uno de los invitados.

El estrés y la ansiedad se pueden transformar en emociones de tranquilidad y estabilidad si pones en práctica los mejores consejos de expertas en spas. Ellas dedicaron una tarde para ofrecerte los mejores tratamientos que ponen en práctica en sus spas profesionales, los cuales te ayudarán a armonizar, equilibrar tu estado de ánimo y conseguir el bienestar que mereces. Logra una piel del cuerpo luminosa y humectada y prepárate para vivir al máximo un día muy especial.

Paso 1: Ambientación

El lugar indicado para vivir esta experiencia es tu cuarto de baño. Elimina la contaminación visual para que no haya nada que te distraiga o robe tu atención. "Deshazte de los cosméticos o productos que estén en los muebles de baño y aísla el cuarto lo más posible del ruido ambiental", dice Rocío Cid, directora de la clínica Bamboo Rejuvenecimiento Facial y Corporal. Días antes, date a la tarea de conseguir música que utilizan en los spas y sirve como un vehículo para recrear estados de ánimo de relajación. Elige música tipo reiki o sonidos que te transporten a paisajes naturales. "Los sonidos de agua, de naturaleza, de aves o del mar sirven para crear un momento de relajación que te extrae del caos de una ciudad contaminada por sonidos que alteran tus emociones", asegura la experta. Puedes preparar un playlist especial para ese día, con varios sonidos o música que tenga una duración mínima de dos horas. ¡No queremos que te distraigas con tu reproductor de música! La iluminación es primordial. Cuando se reduce la intensidad de la luz, se activa un ciclo natural del cuerpo que induce al sueño y al descanso. "Para crear ese efecto en el cuerpo, disminuye la luz o ambienta tu cuarto de baño con velas.

Paso 2: Aromas

Una vez que consigas la ambientación correcta, donde la temperatura, la luz y los sonidos indicados hagan que tu cuerpo se relaje, es vital aromatizar el cuarto con esencias que te transporten a un estado de tranquilidad. La esencia de lavanda tiene un efecto terapéutico en el cuerpo, pues, a través del sentido del olfato, lo relaja. "No te crea ni te dispara el sentido del apetito, como podrían hacerlo aromas de frutas en combinación con cítricos. Estos no te permiten una relajación total porque activan otras funciones corporales, como una fase digestiva", asegura Cid.

Además de la lavanda, el aroma de lima-limón brinda mucha paz y frescura sin disparar tu hambre. Sitúa estas esencias en difusores para ello y adquiérelas en tiendas especializadas, ya que de esta manera disfrutarás de extractos más puros, los cuales no activan otros ciclos naturales del cuerpo que puedan alterar tu momento de spa.

Cuerpo luminoso y humectado

Libérate de lo que no necesitas e inicia tu tratamiento con mimos corporales. La exfoliación es clave para revitalizar y humectar tu piel, para que luzca luminosa y suave. De acuerdo con Cid, la exfoliación es la base de cualquier tratamiento porque retira células muertas y permite que los ingredientes de tus productos y envolturas corporales sean absorbidos efectivamente por la piel. La experta recomienda realizar un exfoliante con ingredientes naturales que incluyan azúcar normal o morena, aceite de almendras y algún jugo de fruta cítrica como media naranja o mandarina.

Relájate, respira, consiente a tu cuerpo y libérate del estrés, mereces tus cinco minutos de relajación.

En esta nota:
  • spa
  • Belleza
  • salud
  • relajación
  • estrés
  • bienestar
  • baño
  • hogar