Estilo y vida

Videojuegos y violencia infantil

La posible afectación de los juegos de video en el comportamiento de los menores de edad es un tema de controversia entre especialistas

Por  Fabiola Cerros

El uso de videojuegos por parte de niños(El Debate)

El uso de videojuegos por parte de niños | El Debate

El número de personas que utilizan consolas de videojuegos ha ido en aumento durante los últimos años, con un 45 por ciento de incremento entre 2018 y 2019, según el estudio sobre los Hábitos de los Usuarios de Internet en México 2019, de la Asociación de Internet MX. Por consiguiente, nace la incógnita: ¿pueden los videojuegos afectar el comportamiento de los menores que los usan?

Para ello, la sicóloga clínica y especialista en niños, Patricia García Armenta, indicó para EL DEBATE que, si bien hay juegos que impulsan un desarrollo cognitivo, aquellos otros que poseen una carga violenta simbolizan una influencia perjudicial en el accionar de los niños.

Hay muchísimos videojuegos que ayudan en las áreas sensoriales de los niños; sin embargo, los juegos encaminados a la violencia los lleva a tener problemas en conducta violenta

Armenta comentó que estos comportamientos negativos se han manifestado principalmente en alumnos de primaria y secundaria pues, dijo, comienzan a apegarse a métodos de resolución violentos, tal y como se les ejemplifica en sus medios de entretenimiento.

Menoscabo

Mayor agresividad, intolerancia, baja capacidad a la frustración y problemas fuertes ante la autoridad, son algunas de las características negativas que resaltarían ante la exposición prolongada a videojuegos de índole agresiva, según la sicóloga.

¿Es entonces este aspecto de influencia equiparable a otros ámbitos de la vida del niño?, véase por ejemplo el entorno familiar o escolar del niño. Para García Armenta esto es positivo y es igualmente preocupante.

En contraparte, el sicólogo estudioso del tema Christopher J. Ferguson consideró en su estudio Video Games and Youth Violence: A Prospective Analysis in Adolescents, que las afectaciones son mínimas y el daño moral infligido a los niños es a menudo «poco significativo».

Agregó Ferguson que no figuran los efectos de la violencia de los videojuegos en otros contextos de la vida de los menores.

Contexto nacional

En México, un total de 68.7 millones de personas reportaron usar juegos de video en el 2017, según un comunicado de The Competitive Intelligence Unit (CIU),  firma de consultoría estratégica, dimensionamiento e investigación de mercados con alcance global y especialización en América Latina.

La CIU estableció además que dentro del perfil del jugador «intensivo» —que se caracteriza por un uso más prolongado y arduo de los juegos— la edad promedio se establece dentro de la minoría legal.

Es debido a la creciente ola de jugadores que la influencia potencial que tienen los videojuegos, sobre todo aquellos de tintes violentos, en la agresividad en niñas, niños y adolescentes, es un tema que aqueja a sicólogos, padres de familia y a la sociedad en general.

Soluciones

La sicóloga educativa Anahí Hernández alertó que es importante reconocer que un videojuego por sí solo no es determinante para una conducta violenta.

El menor se ve influido por factores familiares y sociales, es decir, por la manera en que han sido educados los niños o adolescentes

Agregó que existe mayor probabilidad de que niños y niñas presenten estos tipos de comportamientos cuando han sido educados sin responsabilidades y con falta de valores que les permitan hacer una distinción clara entre realizar estas acciones en un videojuego y realizarlas en la vida real.