Selecciona tu región
Gourmet

Cheescake de frutos rojos, un postre casero fácil y rápido

El Cheescake, es un postre fácil y rápido para preparar en casa los fines de semana o en tus ratos libres, lo único que necesitas es esta receta de pocos ingredientes

Por Alma García

-

Este Cheescake de frutos rojos, es una de las mejores recetas a la hora de disfrutar el postre, además de que tiene un sabor extraordinario, puedes prepararlo de forma fácil en casa y muy rápido, ya que no necesitas horno y todos los ingredientes son muy fáciles de conseguir, disfruta de este postre casero y acompáñalo de tu bebida favorita. Esta receta es para 8 porciones y su grado de dificultad es bajo.

Leer más: Pastel de 3 leches, una receta tradicional fácil de hacer

Ingredientes para hacer Cheescake de frutos rojos:

  • ½ taza de mantequilla
  • 35 galletas maría
  • 30 mililitros de jugo de limón
  • 180 gramos de queso crema
  • 2 1/2 tazas de azúcar
  • 1 sobre de grenetina
  • ¼ de taza de agua
  • 3 tazas de frutos rojos

Modo de preparación:

  1. El primer paso para cocinar este cheescake es hacer la base, para esto, muele 30 de las 35 galletas en la licuadora a velocidad media hasta conseguir que se trituren en polvo fino, una vez que alcancen la consistencia de la harina, vacía en un recipiente o bowl.
  2. Derrite la mantequilla en un sartén a fuego medio o en el microondas en lapsos de 10 segundos hasta que esté completamente liquida y vacíala a las galletas trituradas, mezcla todo hasta que obtengan una consistencia de arena mojada y una vez que esté perfectamente integrado vacíalo al molde donde harás el resto de la receta, reserva en el refrigerador durante una hora más.
  3. En un vaso con agua fría, hidrata la grenetina y después disuélvela a baño maría, una vez que esté lista, agrégala a la licuadora junto con la barra de queso crema y una taza azúcar, licúa todo con un poco de leche hasta que obtenga una consistencia ligeramente espesa y vacíala al molde donde previamente dejaste enfriar la base de la galleta.
  4. Para la mermelada, licua el azúcar restante con los frutos rojos, reservando media taza para la decoración, licua hasta obtener una mermelada espesa y resérvala en el congelador por 10 minutos.
  5. Por último, refrigera el cheescake durante 2 horas y una vez que esté firme, retíralo para desmoldar, corta en rebanadas y báñalo con la mermelada que hiciste previamente, agrega en la parte superior algunos frutos rojos para decorar y ya está listo, para disfrutar.

Leer más: Pay de nuez navideño, receta fácil y casera de un postre delicioso

Tips para esta receta:

  • Puedes decorar con hojas de menta
  • También puedes agregar un poco de azúcar espolvoreada
  • Disfruta con fresas partidas a la mitad
  • Comparte con toda tu familia

¿Prefieres este postre de frutos o fresas?

Frutos 0%
Fresas 0%
Síguenos en