Guadalajara

Agentes de Tlaquepaque cumplen sueño de Santi: ser policía por un día

Policías de Tlaquepaque ofrecieron un día lleno de alegría a Santi, un niño con trastorno de inmunodeprimido

Por  Carolina Solís

Santi, al subir a la patrulla en la que los Policías Municipales de Tlaquepaque le dieron un pequeño paseo por la colonia.(Cortesía)

Santi, al subir a la patrulla en la que los Policías Municipales de Tlaquepaque le dieron un pequeño paseo por la colonia. | Cortesía

Tlaquepaque, Jalisco.- Una gran sorpresa se llevó hoy Santi, al cumplir 6 años de vida y ver realizado uno de sus grandes sueños: convivir con policías, subir a una patrulla y dar un pequeño paseo en ella, como si él ya fuera todo un agente poliaco, al menos por un día.

El suceso se llevó a cabo esta tarde en su casa, ubicada en la colonia Parques del Palmar, en el municipio de Tlaquepaque, Jalisco, lugar hasta el cual arribaron cinco agentes poliacos para cumplirle su sueño, además de su grupo de amigos, quienes manteniendo la sana distancia, llegaron a entregarle regalos y a desarle lo mejor por su cumpleaños.

¡Ya estás suscrito a las alertas de noticias!

Ahora puedes configurar las notificaciones desde la campana

La grata sorpresa para Santi, quien tiene trastorno de inmunodeprimido y además se fracturó un pie durante esta consingensia sanitaria, fue organizada por su madre, Melisa Gutiérrez, quien pidió ayuda a la Policía Muncipal de Tlaquepaque para alegrarle el día a su niño, obteniendo una respuesta favorable por parte de cinco elementos del Grupo de Reacción Inmediata (GRI) Cobras.

Bajo un pequeño toldo, en la cochera de su casa, la madre colocó una mesa con dulces y adornó con globos, para dar inicio a lo que sería un cumpleaños fuera de lo convencional para su hijo. Tras salir y ver la presencia de los agentes Santi no pudo ocultar su sorpresa y de inmediato empezó a realizarles una serie de preguntas y a observar con denimiento y asombro toda su vestimenta.

 

Las sorpresas fueron llegando una a una, ya que sus familiares y amigos hicieron una fila para llegar a su casa y hacerle entrega de algunos presentes, con los cuales esperan logre hacer más llevadera la contingencia sanitaria que actualmente le impide salir de casa y jugar con otros niños.

Ante tal sopresa, Santi se mostró sumamente contento y agradecido por tan grata sorpresa, sin embargo su asombro fue mayor cuando miró que frente a su casa se estacionó una patrulla adornada con algunos globos y el agente le invitaba a subir. De inmediato, brincando en un pie y con la ayuda de su mamá Santi se dirigió a la patrulla para luego abordarla y tener un pequeño paseo por las calles de su vecindario.

 

Durante la charla que Santi tubo con con policías, descubieron que el pequeñito desea conversirse en doctor, policía y hasta en superhéroe cuando sea grande, pues dice le gusta ayudar a los demás, como ahora mucha gente lo hace con él.

También te puede interesar:

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo