Guadalajara

Complica narco labor forense

El crimen organizado no solo complica las investigaciones forenses, sino que dificulta las labores con los cuerpos y los restos que abandonan en las fosas 

Por  Agencia Reforma y Juan Manuel Frausto Aguayo

En los últimos meses han localizado 8 fosas en Jalisco, una de ellas está en El Mirador, en Tlajomulco.(Reforma)

En los últimos meses han localizado 8 fosas en Jalisco, una de ellas está en El Mirador, en Tlajomulco. | Reforma

Guadalajara, Jalisco. - La delincuencia organizada, además de complicar las investigaciones, dificulta con los cuerpos y restos abandonados en fosas la identificación de las víctimas.

No sólo se entorpece el establecer las causas de muerte de las víctimas a disposición del Servicio Médico Forense (Semefo), sino que tampoco se conocen otros datos básicos como la edad y el sexo.

¡Ya estás suscrito a las alertas de noticias!

Ahora puedes configurar las notificaciones desde la campana

De acuerdo con un análisis del Instituto de Información Estadística y Geográfica de Jalisco (IIEG), en los restos recogidos entre el 19 de septiembre de 2018 y el 30 de abril pasado, un total de mil 453 cadáveres, no se conoce ni el rango de edad en el 68 por ciento.

Se trata de 987 personas a las que no se pudo clasificar por edad para facilitar la identificación oficial por parte de familiares.

Además, no se conoce el sexo de 22.9 por ciento de ellos, es decir 333 víctimas a las que será difícil entregar a sus parientes.

MURAL publicó que en las mil 918 necropsias realizadas entre el 1 de enero y el 15 de abril de este año, en el 40 por ciento no se tenía definida la causa de muerte y se catalogaron como "se ignora causa", en la plataforma oficial del Semefo.

Detrás de la sección de cuerpos y su inhumación clandestina en fosas, está la intención de los criminales de complicar que se dé con los responsables de estos asesinatos, han estimado especialistas.

En los últimos siete meses, se han localizado 8 fosas clandestinas en el Estado.

También se informó que el Centro de Justicia para la Paz y el Desarrollo (Cepad) estimó que la falta de información sobre estos cuerpos dificulta las investigaciones de la Fiscalía y por lo mismo complica el acceso a la justicia y la verdad a las familias de quienes denunciaron la desaparición de uno de sus integrantes.

Rosaura Magaña, del colectivo de parientes de personas desaparecidas Entre Cielo y Tierra, recordó que en ocasiones lo que extraen de las fosas son huesos, de los que es difícil extraer rastros de ADN para corroborar su identidad.

"Sabemos que el proceso es demasiado lento, estamos hablando del proceso para que se hagan las cosas como deben ser, tiene que darse un tiempo con los reactivos para que dé a la par con el ADN (del familiar) con el del cuerpo", aseguró la activista.

Te puede interesar:

Eslovenia proclama fin de la epidemia de COVID-19

Cuántos infectados y muertos por Coronavirus hay hoy 15 de mayo en Michoacán

Fórmula 1 anuncia su regreso con el Gran Premio de Bélgica

Además, el hecho de que estén seccionados los cuerpos localizados, implica que tengan que aplicarse más pruebas de ADN y, aunque algunas partes ya estén debidamente identificadas, no se pueden entregar aún a las familias porque faltan otras partes por corroborar su identidad.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo