Selecciona tu región
Guadalajara

Detectan metales pesados en basurero de Guadalajara, Jalisco; Piden no verter más desechos

Cianuro, mercurio, cromo, nitrógeno y coliformes fecales son de los residuos localizadons en el basurero Picachos de Zapopan

Por Edwin González

-

Guadalajara, Jalisco. - Pese a que las autoridades han ofrecido Picachos a Guadalajara para depositar su basura, al calificarlo como un basurero ejemplar, en la práctica existen fugas de lixiviados dentro y fuera del sitio que representan un problema de salud, ya que contienen metales pesados.

De acuerdo con análisis de laboratorio que realizó el Municipio de Zapopan a los cárcamos 5 y 6 de Picachos el 2 de marzo de 2020, los lixiviados registran niveles de cianuro, cobre, mercurio y níquel, así como nitrógeno, coliformes fecales y demanda química y bioquímica de oxígeno por encima de los máximos permitidos.

Además, existe otro estudio del 2 de septiembre del 2020 a una muestra de agua del arroyo Picachos, aguas abajo del basurero, que también registra coliformes fecales, cromo, fósforo, grasas, nitrógeno y demanda química y bioquímica de oxígeno en concentraciones que exceden las normas federales.

Actualmente, el basurero zapopano acumula 10 mil 805 metros cúbicos de líquidos resultantes de la basura doméstica, una tercera parte de los que almacena Laureles debido a que tampoco los trata.

Este volumen de lixiviados, reportado vía transparencia por el municipio, equivaldría a llenar cuatro piscinas olímpicas.

Tal cantidad se ha acumulado debido a que la planta de tratamiento de Picachos nunca operó, y en cambio, el municipio opta por recircularlos dentro del vertedero, pese a que esta práctica genera fugas que terminan en arroyos pluviales aledaños.

Pese a las evidencias, el exalcalde Pablo Lemus y el actual Juan José Frangie han asegurado que Picachos opera dentro de norma y no tiene problemas como para recibir mil 500 toneladas diarias de basura de Guadalajara.

Habitantes de comunidades ubicadas aguas abajo de Picachos, en la barranca del río Santiago, entregaron la semana pasada a Zapopan un pliego petitorio para exigir que no se reciban residuos adicionales.

Los inconformes aseguran que en este copioso temporal ha incrementado los lixiviados que bajan desde Picachos y Hassars, un basurero privado contiguo al municipal, que contaminan sus cultivos y fuente de agua.

Lee más: Más de nueve mil empleos se crearon en Jalisco durante septiembre

"Hay celdas dentro del mismo basurero que nunca tuvieron geomembrana (...) y se están infiltrando los lixiviados al suelo, a veces hasta cinco metros o más hemos visto cómo salen los jugos cafés de las piedras", señaló José Casillas, vecino de Huaxtla.

Agencia Reforma

Pronóstico del clima para Guadalajara, Jalisco, el 13 de octubre de 2021
Síguenos en