Guadalajara

Jalisco Bizarro: El reloj de la muerte 

Grandes histórias alberca el Instituto Cultural Cabañas, de Guadalajara, el cual abrió sus puertas en 1810 como Casa de la Caridad y Misericordia

Por  Reforma (Juan Manuel Frausto)

Se dice que a todos nos llega la hora, pero en el Hospicio Cabañas lo tenían más que presente.(Reforma)

Se dice que a todos nos llega la hora, pero en el Hospicio Cabañas lo tenían más que presente. | Reforma

Guadalajara, Jalisco.- Se dice que a todos nos llega la hora, pero en el Hospicio Cabañas lo tenían más que presente.

Gracias a la intervención del obispo Juan Cruz Ruiz de Cabañas y Crespo es que se inició con la construcción del inmueble, que ahora es emblemático de la ciudad de Guadalajara.

¡Ya estás suscrito a las alertas de noticias!

Ahora puedes configurar las notificaciones desde la campana

Abrió sus puertas hasta 1810 como "Casa de la Caridad y Misericordia" y, como se sabe, atendían a toda persona necesitada, como enfermos y ancianos, pero su principal vocación la encaminaron a los niños huérfanos. Éstos recibían la educación y albergue que requerían.

Desde Europa trajeron un reloj grande y se colocó en la fachada principal del Hospicio.

Como era uno de los primeros que había en la Ciudad, llamaba mucho la atención, llamaba a la curiosidad de los paseantes.

El adorno no presentó problemas las primeras semanas. Todo trabajaba con normalidad. A cada hora sonaban las campanas de reloj y era motivo de regocijo entre los tapatíos.

Las manecillas caminaban al mismo trote mecánico y aburrido que tenían establecido.

 
Sin embargo, en una ocasión se detuvieron. Así, sin más. Como es lógico, todos lo atribuyeron a una falla mecánica. Le buscaron y buscaron, pero no encontraron algo mal. Y de pronto tic tac tic tac las manecillas empezaron a andar de nuevo.

Después de provocar que algunas personas se rascaran la cabeza por desconocer lo que originó el desajuste, como siguió funcionando, ya nadie le tomó importancia.

Pasó el tiempo y de nuevo ocurrió la falla. Las manecillas se negaban a andar. Se congelaron unos instantes y, cuando alguien ya estaba pronto para ver el desperfecto, continuaban su camino circular.

¿Así vendría el reloj con esa falla de origen? ¿Necesitaría revisarse a detalle para terminar con esa irregularidad? Como parecía un detalle mínimo, pasó de largo. Total, no pasaba más allá de que la gente tuviera mal la hora de vez en cuando.

Un día, se dice que a uno de los niños del hospicio de pronto su corazón se le agitó tanto como si quisiera salirse de su pecho a puñetazos y, de pronto, se detuvo. Las monjas quedaron consternadas por la muerte del pequeño, pero lo siniestro del caso apenas estaba por desvelarse.

No solo tenían que lidiar con el hecho del deceso, sino que otra vez se había detenido ese fastidioso reloj. ¿A qué hora se paró?, preguntaron. Al mismo tiempo que el corazón del menor, fue la respuesta que obtuvieron y que nunca hubieran querido saber.

Por supuesto que tenía que ser una mala coincidencia, no es posible que hubiera una relación entre las dos cosas, ¡por favor!, nada así podría ocurrir.

Las manecillas siguieron su andar, pero ahora parecían verdugos listos para marcar la hora definitiva de otra persona. Y así lo hicieron. En diferentes circunstancias, otros pequeños fallecieron y el reloj se detuvo al mismo tiempo.

Una vez podría ser coincidencia, pero ¿más veces? Ya era otra cosa.

Hospicio Cabañas
El antes llamado Hospicio Cabañas hoy funge como el Instituto Cultural Cabañas y fue declarado Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO en 1997. Foto: Carolina Solís

Fue así que en 1952 se dice que fue retirado el artefacto, que ya para entonces habían bautizado como El Reloj de la Muerte, y ya nadie más supo del objeto. Se cree que fue destruido, pero no hay certeza en ello.

Quien sabe, tal vez ese reloj, esas manecillas sigan enterradas en algún lugar de la Ciudad y su mecanismo funesto ya tiene la hora marcada para cada uno de los tapatíos que pasan por las cercanías.

Para obtener las últimas noticias sobre cooronavirus, regístrate dando clic en este espacio y te enviaremos la información al instante

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo