Guadalajara

Urge cirugía a Celeste

La pequeña Celeste de Guadalajara padece el síndrome de Rett y necesita ayuda para comprar un nuevo equipo ya que con el que cuenta la esta lastimando

Por  Agencia Reforma

Urge cirugía a Celeste(Foto Reforma)

Urge cirugía a Celeste | Foto Reforma

Guadalajara, México .-Celeste Danaé Reyes Escobar no puede comer como el resto de los niños. Ella recibe alimentos y medicina a través de una sonda de gastrostomía tipo mic-key, pues padece síndrome de Rett, un trastorno neurológico que le ha quitado la movilidad y el habla.

 Actualmente, ese equipo ya la está lastimando, por lo que deben ponerle uno nuevo. Para ello requiere 4 mil 800 pesos que no ha podido reunir su familia, que vive en Rancho El Rosario, en Ayotlán.

 "Ella llora mucho porque le roza el botón (de la sonda), porque todo el tiempo tiene que estar sentada y le alcanza a lastimar (... el botón) tiene un cierto tiempo de vida útil y éste ya caducó. Sí le ayudaría mucho el cambio", dijo Beatriz Aguilar, su madre.

 La cirugía de cambio de sonda estaba programada para mayo pasado, pero al no contar con el dinero fue reprogramada para el 5 de agosto, fecha para la que esperan reunir los fondos.

 Adicional a la sonda, Celeste necesita 8 mil 321 pesos para una nueva silla de ruedas. Esta niña de 10 años ha crecido y la que tiene ya le resulta incómoda; debe ser una silla con características para una persona con parálisis cerebral.

 "Hemos tocado muchas puertas y ni una se nos ha abierto. Se nos ha complicado, más porque estamos acá en el rancho y la vida acá es más complicada. A veces se desanima uno como papá", expresó Beatriz.

Súmate

 Si quieres ayudar a Celeste Danaé Reyes Escobar, llama a Galilea 2000 o deposita con el nombre de la paciente.

 Galilea 2000, AC

 Banco: BBVA-Bancomer

 Cuenta: 0197096011

 Clabe: 01232000197096011-2

 Tel.: 3613-2496

¿Qué es el Síndrome de Rett?

 

El síndrome de Rett es un trastorno en el desarrollo neurológico infantil caracterizado por una evolución normal inicial seguida por la pérdida del uso voluntario de las manos, movimientos característicos de las manos, un crecimiento retardado del cerebro y de la cabeza, dificultades para caminar, convulsiones y retraso mental. El síndrome afecta casi exclusivamente a niñas y mujeres, informó el National Institute of Child Health and Human Development .