Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Guadalajara

Una madre y su desesperada búsqueda de los restos de su hijo

"Dios quiso que tuviera un pedacito ahí, pues yo se los agradezco" dijo María, una madre de un desaparecido

Por: El Debate

Foto: Reforma(Foto: Reforma)

Foto: Reforma | Foto: Reforma

Guadalajara.- Una madre y su desesperada búsqueda de los restos de su hijo y su nieto, doña María del Tránsito relata su historia sobre el caso de los tráileres con caja refrigerantes con más de 300 cuerpos abandonados y sin identificar.

La madre del primer joven que fue inhumado platicó su historia:

Dios Quiso que tuviera un pedacito ahí, pues yo se los agradezco

Dijo María, Madre de José, uno de los cuerpos identificados.

El pasado 22 de septiembre, los restos de José fueron inhumados en el panteón de Guadalajara y durante meses estuvieron apilados dentro de un tráiler frigorífico entre los cientos de restos de otras personas.

Se dónde quedó y puedo ir allá a rezarle, a llorar y a platicar con él

Comentó la madre de José.

Su hijo tenía 37 años de edad, ayudaba a su madre en el mercado, donde ella vende comida desde 47 años cuando desapareció en el municipio de El Salto una mañana del 20 de mayo pasado junto a su hijo de 18 años de edad, llamado Daniel.

Levante la denuncia y ya de ahí me pasé al Semefo a que me sacara el ADN, iba diario al Semefo, a un lado y a otro, a los hospitales hablaba, a Locatel y nada

Mencionó María.

El jueves 7 de junio, 18 días después de la desaparición de su hijo y de su nieto, la Fiscalía General de Jalisco, encontró una fosa clandestina en la colonia Lomas del Aeropuerto del municipio de El Salto.

Fue cuando hallaron ocho cuerpos, seis abajo, con cemento y los dos de arriba que tenían ácido

Seis días después, el 13 de junio, María acudió al Semefo y en fotos reconoció la ropa y un tatuaje en el pie de su hijo.

Porque como los cuerpos estaban en ácido, entonces no se les veía ya su rostro ni nada

Señaló.

En Septiembre, cuando los resultados de ADN estuvieron listos, María fue por los restos de su hijo.

Pues no me lo pudieron dar que, porque el señor que se encargaba de los refrigeradores no estaba y no me podían entregar el cuerpo

Añadió María.

Aunque al fin pudo sepultar a su hijo José, la paz y la tranquilidad no llegan a ella, ya que los restos de su nieto continúan en el Semefo, porque, le dicen que las pruebas de ADN no han sido concluyentes para su plena identificación.

Ahí en la caja de mi hijo, antes de que lo sepultaran, yo le jure que no iba a descansar hasta encontrar a su hijo entregárselo y así va a ser

Sostuvo María del Tránsito.

Con información de Cecilia Reynoso

En esta nota:
  • Tráiler con cadáveres
  • Desaparecidos
  • Guadalajara