Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Guamúchil

106 años llenos de logros y de sumar experiencias

GUAMÚCHIL
Avatar del

Por: Carlos Ibáñez

Guamúchil, Sin.- Don Fernando Sarabia Beltrán hoy cumple 106 años de vida, a pesar de su avanzada edad cuenta con una memoria envidiable, pues recuerda con lujo de detalle cada instante de su vida. Con la vista un poco desvanecida y con pequeños problemas de audición, este gran maestro se encuentra lleno de salud y con ganas de seguir viviendo mucho tiempo más.

"Me siento perfectamente bien, íntimamente satisfecho, profundamente agradecido de la vida que me dieron mis padres", comentó don Fernando Sarabia, quien agregó que a su edad se siente con muchos ánimos de seguir viviendo. Aseguró que las cosas que lo han ayudado a llegar a los 106 años ha sido ver con optimismo todo lo que hace, así como disfrutar de la naturaleza y adaptarse fácilmente a cualquier cambio, sin dejar de mencionar una buena alimentación, las buenas relaciones de familiares y amistades, lo que ha disfrutado al cien por ciento. "Nunca he tenido problemas con nadie, ni de palabras, ni de hechos, yo veo muy bien a cualquier persona aunque no la conozca y le deseo una larga vida", manifestó Sarabia Beltrán.

Son muchas las anécdotas que han pasado por la vida de don Fernando Sarabia, pero de lo que se siente más agradecido es de haber conocido y haber podido convivir con sus padres, quienes fueron una parte indispensable en su vida. Dentro de los grandes orgullos de este dedicado profesor ha sido la urbanización de la ciudad y educación de Guamúchil, pues fue uno de los maestros pioneros en la hoy escuela primaria Samuel M. Gil.

Entre los grandes recuerdos que viven en su memoria resaltan grandes personajes de la música regional mexicana, tales como Pedro Infante, a quien le tocó conocer de cerca; hasta la fecha es fiel admirador de su música, la cual escucha todos los días.

Hilda, Silvia, Fernando y Francisco son los cuatro hijos que procreó con su difunta esposa Silvina Mascareño Gutiérrez, son ellos y sus nietos quienes le aligeran más la vida, pues asegura que le gusta convivir con ellos. Aseguró que en ellos ha colocado cada uno de los cimientos que los lleven a ser personas responsables y de servir para la sociedad.

Don Fernando Sarabia expresó que a lo largo de su vida ha realizado todos los proyectos que se ha planteado, lo cual lo hace sentirse satisfecho como ser humano, y aún tiene la esperanza de vivir muchos años más, pero está seguro que si llega el momento de despedir su existencia lo hará con la frente en alto, pues se siente orgulloso de la vida que ha desarrollado. Comentó que quiere que se le recuerde como una persona positiva y alegre.

En esta nota:
  • Fernando Sarabia Beltrán
  • 106 años
  • optimismo
  • memoria
  • tiempo
  • existencia
  • alegre
  • indispensable
  • hijos
  • esposa
  • salud