Guamúchil

Agrónomos padecen falta de apoyos a investigación

La principal consecuencia de la falta de estímulos a la innovación es que no habrá un desarrollo en el sector agrícola.

Por  Esmeralda Bañuelos

La falta de apoyos a la innovación afecta el desarrollo de la agricultura.(EL DEBATE)

La falta de apoyos a la innovación afecta el desarrollo de la agricultura. | EL DEBATE

Guamúchil, Sinaloa.- La comunidad de agrónomos en el municipio de Salvador Alvarado, de la Confederación Agronómica del Estado de Sinaloa, lamenta las políticas gubernamentales federales que no están apoyando a los programas de investigación. Además de los recortes al poco presupuesto con que cuentan los institutos de innovación, esto viene a dar un retroceso al desarrollo agrícola en los municipios, manifestó el presidente, Abelino Montoya.

Ante la cancelación del Programa de Estímulos a la Innovación que se realizará este año, la comunidad de agrónomos será  afectada y ven un panorama muy desalentador.

“La principal consecuencia es que no tendríamos ningún desarrollo en las nuevas tecnologías, en mejorar la producción, no tendríamos ningún desarrollo tecnológico”, lamenta el presidente Abelino Montoya. Explica por qué es tan importante que  la población esté enterada que el vínculo entre apoyo a la innovación y agricultura se mantenga.

“Tendríamos actualizados todos los programas a la investigación que se están llevando a cabo. Si cada año estamos investigando, podemos aportar con  nuevas innovaciones en granos, hortalizas, en ganado, pero no se le está dando seguimiento a la investigación, la cual es la clave para el desarrollo”.

No se está tomando en cuenta la comunidad de especialistas como los agrónomos, ésta es una de las inconformidades. A través de la Confederación Nacional el llamado que se ha hecho al Gobierno Federal es “que no sea tan insensato, que tenga al frente a gente que conozca, es una vergüenza que están personas sin experiencia, y esto está repercutiendo en la forma en que se están conduciendo las políticas agrícolas”, manifestó el agrónomo Abelino Montoya.

El temor por las repercusiones que el recorte a la ciencia y la tecnología tendrán en el sector agrícola se acrecienta, pero al parecer no hay quién escuche las advertencias de los especialistas.