Selecciona tu región
Guamúchil

¡Alarmante! Se registran 161 denuncias de violencia en hogares de la Región del Évora

Salvador Alvarado destaca con más reportes. Las atenciones a víctimas también aumentaron, tanto a mujeres, niños, niñas, adolescentes y adultos.

Guamúchil, Sinaloa.- En los últimos meses del año hay un aumento en las denuncias por violencia familiar a los números de emergencia. La cifra total en lo que va del año es de 161, de los reportes de municipios de la Región del Évora.  

La pandemia sigue agravando los problemas de familia en los hogares. Las cifras solo son una ventana al problema, pero la realidad es más cruda. Las denuncias hasta el mes de julio por municipio son las siguientes, de acuerdo a la fuente estadística Semáforo Delictivo Sinaloa.  

Salvador Alvarado registra el mayor número de casos, con 75 denuncias de enero a julio. En los últimos meses de junio y julio se recibieron 13 reportes respectivamente. La cifra más alta fue en el mes de mayo, con 16 casos.  

El municipio costero se ubica en segundo lugar, con 52 denuncias, siendo también el mes de mayo con un repunte de 13 casos y una disminución a cuatro denuncias en julio. 

Mocorito es el municipio con el menor número de denuncias oficiales de enero a julio, con 34. La cifra más alta fue en el mes de febrero, y cayó drásticamente a un caso en marzo. La tendencia fue a la baja hasta junio, para julio incrementó a seis denuncias.  

Las instituciones de atención a la violencia familiar en Guamúchil, como el Consejo Municipal para la Prevención y Atención de la Violencia Intrafamiliar, atendieron en el mes de agosto a 23 víctimas, entre mujeres, hombres, niños, niñas, adolescentes y adultos. En lo que va del año se han acercado más de 53 víctimas.  

La secretaria general ejecutiva municipal, Sonia Raquel Gaxiola Cuadras, informó que con la pandemia se ha incrementado el problema de la violencia y una de las causas es el hacinamiento. 

El encierro de las familias provocado por la propagación del virus del Covid-19 se considera uno de los detonantes del aumento de los índices, lo que aumentó el estrés que ya se vivía por las preocupaciones económicas y la pérdida del empleo que sufrieron muchos jefes y jefas de familia. 

Sonia Raquel Gaxiola explica que en estas circunstancias muchas mujeres quedan dependientes económicamente del esposo y eso les hace vulnerables, al no tener un apoyo para subsistir con sus hijos, y la falta de recreación para los niños, niñas y adolescentes, al no salir como antes, está causando maltrato de padres a hijos y entre hermanos.

Leer más: Inicia en Sinaloa los festejos patrios con izamiento de bandera en el Palacio de Gobierno

Para las familias o personas que necesiten apoyo, llamar al 911 o acudir al Immujeres en la Presidencia, al área del Compavif. 

¿Quirino a misión imposible?
Síguenos en