Guamúchil

Cecilia Janeth es una policía de Angostura con mucho valor

La coordinadora operativa de zona sur del municipio, entró a la Academia de Policía a los 17 años de edad y hoy cuenta con una gran trayectoria. 

Por  Esmeralda Ivonne Bañuelos Rodríguez

Cecilia Janeth Bracamontes Hernández porta con orgullo el uniforme.(EL DEBATE)

Cecilia Janeth Bracamontes Hernández porta con orgullo el uniforme. | EL DEBATE

Angostura, Sinaloa.- Cecilia Janeth Bracamontes Hernández es un oficial de la policía municipal de Angostura con 22 años y tres meses de trayectoria. Desde pequeña despertó en ella su interés por portar el uniforme azul. Se aceleraba el latir en su corazón cuando miraba a un policía, una patrulla, las armas y todo aquello que representa a un elemento de Seguridad Pública, es por eso que buscó la forma de cumplir su meta.  

Porque para Cecilia no hay trabajos de hombres, “cualquier mujer puede hacer cualquier trabajo”, expresó. Después de terminar un curso de vialidad se incorporó a la Academia de Policía con tan solo 17 años de edad. Ahora es coordinadora operativa en la zona sur de Angostura y cada día da su vida por la sociedad “aunque ni siquiera la sociedad se dé cuenta”, manifestó.  

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

Es una mujer policía en tierra de mujeres valientes, en el municipio de la región del Évora a con el mayor número de féminas que integran una corporación policíaca, con un total de 12 mujeres policías.

El uniforme lo porta con orgullo y con valor desde el año de 1999, al ingresar a las filas de Seguridad Pública en los tiempos en que la mujer sinaloense estaba más en casa y menos en los centros de trabajo, pero esto fue una acción de valor y ganas de salir adelante superando cualquier obstáculo y machismo.  

La madre de familia ha combinado su labor con mucho esfuerzo y sacrificio, pero ha valido la pena. Ha formado a sus hijos en el camino del bien a pesar de su ausencia y porque antes que madre era policía, eso sus hijos lo comprenden, sin embargo, cuando llega a su casa y cuelga el uniforme se convierte en la madre, la esposa, la hija, la hermana.  

En más de dos décadas como agente de la ley y el orden, su mayor satisfacción es haber logrado el respeto de sus compañeros y compañeras de trabajo y que la sociedad reconozca su trabajo comparte cómo ha sabido afrontar la labor y el riesgo que implica.

Leer más: Ayuntamiento de Angostura firma convenio con 130 beneficiarios de viviendas

“Ha habido muchas cosas buenas y malas, pero hemos sabido llevarla. En el trabajo tenemos la parte ruda pero también saber mantener la cabeza fría porque tratamos de que la gente quede conforme con el trabajo que desempeñamos y tenemos la capacidad para tratar con todo tipo de gente”. 

Sobre las situaciones de riesgo a las que se ha afrontado como mujer policía, reconoce que si las ha vivido y es cuando sus hijos y su familia son el único pensamiento, pero a pesar de todo, su valor es inquebrantable y cada día se levanta para estar al frente de la Seguridad de Angostura.  

Con su historia y su ejemplo espera que las mujeres entiendan que no se deben detener ante sus metas, sueños porque con voluntad y trabajo no hay nada que las pueda limitar. 

 
Denuncian omisiones de juez en caso de abuso contra una menor en Culiacán

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo