Guamúchil

Con el Nacimiento se revive la llegada de Jesucristo

Debe colocarse a partir del día 16 de diciembre y se retira en las primeras dos semanas del Año Nuevo.

Por  El Debate

Una bella instalación se colocó en el altar de la iglesia de San Pedro.(EL DEBATE)

Una bella instalación se colocó en el altar de la iglesia de San Pedro. | EL DEBATE

Guamúchil, Sinaloa.- Una de las tradiciones mexicanas que se conservan en los hogares es la colocación del Nacimiento. “Se recuerda la llegada del hijo de Dios, El Salvador”, explicó el párroco Gumersindo Varo Vega, de la iglesia de San Pedro.

La comunidad católica celebra con fervor la llegada de Jesucristo a través de la colocación del Nacimiento. Como su nombre lo indica, se representa la famosa escena donde la Virgen María contempla a su hijo recién nacido acompañado de su esposo. El lugar de la escena es un pesebre donde los padres del Niño Dios están acompañados  del Ángel Adorador, los Reyes Magos, los pastores y animales de campo. De acuerdo a la tradición, se añaden detalles como un pozo o un puente que cruza un río. Estos símbolos evocan la celebración del regalo más grande para los creyentes: revivir la llegada de Dios. El Nacimiento debe colocarse a partir del día 16 de diciembre y se retira en las primeras dos semanas del Año Nuevo.

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

En la parroquia de la colonia San Pedro se colocó un Nacimiento diseñado con  bardas viejas, un arco que no se ha terminado, un pedazo del muro que presupone que fue la parte del arco que se cayó y no tiene techo.

La estrella representa la luz en el cielo que guió a los tres Reyes Magos en búsqueda del Niño Jesús. / Fotografía: Daniel Ayala EL DEBATE

“Esto significa que de lo viejo sale lo nuevo, lo viejo es todo lo que nosotros vivimos, nuestros pecados. Lo nuevo es lo que viene a hacer Jesús en su presencia. Es el nuevo niño que nace y la nueva luz que nos da”, detalló el párroco.

La tradición indica que el día 24 de diciembre se enciende junto al altar una vela blanca ya sin la corona de adviento. Ésta representa la llegada de El Salvador, la llegada de Jesús. En la visita a la iglesia de San Pedro el padre recordó el mandato del señor obispo el pasado 20 de diciembre. “Que nuestro saludo como católicos, como gente de fe, debe ser Feliz Navidad y no felices fiestas decembrinas. Por ejemplo, cuando yo le deseo a usted Feliz Navidad en mi abrazo le estoy diciendo que Dios renazca en usted. Toda la Navidad desde el inicio del adviento gira en torno a lo mismo: la llegada de El Salvador”.

La llegada de El Salvador es una celebración de cientos de años, porque es “la venida, la presencia de Dios”, así la Navidad representa el cumpleaños de Jesucristo.

Síguenos en

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo