Selecciona tu región
Guamúchil

¡Con esperanza! Fidencia de Guamúchil aún espera que la felicidad toque su puerta

Hace poco más de 40 años se despierta y lo primero que hace es cambiar pañales, bañar y alimentar a su esposo e hijos, por lo que es difícil salir adelante. 

Por Dalia Berenice Sagaste

-

Guamúchil, Sinaloa.- La vida le ha dado innumerables golpes a la señora Fidencia Hernández Meza de la ciudad de Guamúchil, quien ha tenido que sufrir durante más de 40 años a causa de la discapacidad que invade el cuerpo de su esposo y de sus hijos quienes están postrados en una cama sin poder moverse y dependiendo completamente de ella, tanto económica como personalmente.  

Desde hace poco más de 4 décadas se despierta y lo primero que hace es cambiar pañales, bañar y alimentar a su esposo y a dos de sus hijos como si aún tuvieran dos años de vida y es que cuentan con una extraña condición que los limita de manera física. Ante esto se ven imposibilitados a trabajar y llevar un ingreso a su casa y la señora Fidencia es quien asume esta responsabilidad a pesar de no tener trabajo logra comprar pañales y medicamentos que en ocasiones necesitan sus familiares.  

A este hogar la felicidad ha llegado pocas veces y ha sido muy complicado para ella sobrellevar tantas situaciones que le ha tocado vivir, sin embargo, no se da por vencida y tiene la esperanza de que un día todo cambie para bien.  

Con el rostro empapado en lágrimas contó el trágico final que tuvo uno de sus hijos quien se encontraba delicado de salud y cada vez que tenía que ser trasladado de emergencia a un hospital debían hacerlo en ambulancia, servicio que tiene un costo de mil pesos aproximadamente.  

La vida de su joven hijo se vio interrumpida cuando los doctores le detectaron problemas en los pulmones y a pesar de que él descansa en la eternidad, dejó a su madre devastada y con el corazón en pedazos por el hecho de saber que jamás volverá a verlo.  

Narró que de 6 hijos que tuvo junto a su esposo, 5 resultaron con esta extraña enfermedad que se apoderó de sus cuerpos afortunadamente no a todos les afectó en la misma media, gracias a eso es que dos de ellos pueden moverse por sí solos con ayuda de un bastón, lo lamentable es que los otros dos no tienen la fuerza necesaria para moverse por sí solos.  

Un varón fue el único que de todos que no ha sido alcanzado por esta complicación de salud, sin embargo, cayó en el mundo de las drogas y está siendo atendido para que se recupere. Explicó que todos nacieron y crecieron sanamente, pero con el paso del tiempo fueron perdiendo su movilidad.  

Agregó que la mayoría se casaron y tuvieron hijos, pero no soportaron vivir con una situación de esta magnitud y poco a poco se separaron de sus parejas.

Leer más: Luis Carlos: 52 días sin saber de él en Navolato; Policías se lo llevaron, acusan

La señora Fidencia requiere de ayuda económica ya que además de las carencias de salud también tiene otras necesidades a tal grado que no cuenta con un baño digno y tampoco tiene ventanas, su hogar se encuentra en obras negras y se ubica en la calle Brasil, su número de casa es el 658 de la colonia Las Glorias en esta ciudad de Guamúchil.

Van en helicóptero por mujer a la sierra de San Ignacio, Sinaloa
Síguenos en