Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Con un ojo al gato y otro al garabato

GUAMÚCHIL

Guamúchil, Sin.- Rescatar las tradiciones y un poco de la historia es lo que busca Francisco René Bojórquez Camacho.

Esto lo logrará con un museo que está armando en su propia casa, de La Reforma, Angostura.

Hachas, metates, garabatos (es un fierro donde se colgaba la carne hace algunos años), petates, ollas de barro, planchas que se ponían en las brasas para que pudieran calentarse, entre muchos otros objetos que ya no se encuentran tan fácil dentro de la vida diaria.

Hace muchos años inició con la colección, incluso él sale a los cerros a buscar hachas que los indígenas usaban como armas de guerra, otras la misma gente que sabe de su gusto se las lleva.

Espacio. Será en su propio hogar donde ponga el museo, como también es restaurante, los ciudadanos que entren a consumir podrán disfrutar de un recorrido; aunque Bojórquez Camacho dice que le falta mucho para cristalizar el proyecto, éste ya es visitado por muchas personas que están interesadas en la historia de la región.

Cabe resaltar que el ingreso al museo será completamente gratis.

Pasión a la historia. "En realidad aquí hemos sido apasionados de la historia, hemos ido reuniendo cosas, buscamos mucho, por ejemplo, alguna embarcación que haya quedado por allí tirada, por toda la costa de Angostura y Navolato no había nada, hasta que por fin encontramos una en una mansión en Culiacán", dijo.

Otra de las aficiones del escritor es la arqueología, razón por la cual también tiene una colección de metates.

"Me gusta ir a caminar por las lomas, por la isla, he rastreado casi todo, nos vamos hallando objetos y ya los ponemos aquí para que la gente los aprecie", subrayó.

Faltan detalles. Aunque ya hay muchos objetos, todavía falta mucho para que quede completo.

"Hemos tenido aquí mucha gente, la idea es etiquetar también, poner su tarjeta informativa, ahorita está así porque se requiere de dinero, inversiones para que quede bien y hay veces que no hay", explicó.

Una de las principales intenciones del angosturense es que quien entre al museo aprenda.

"Casi nadie conoce un garabato, es o era un refrigerador primitivo, allí ponías la carne, los pescados y lo jalabas al techo, de aquí viene el dicho de un ojo al gato y el otro al garabato", explicó.

<a href="https://twitter.com/DBT_Guamuchil" class="twitter-follow-button" data-show-count="false" data-size="large">Follow @DBT_Guamuchil</a>

<script>!function(d,s,id){var js,fjs=d.getElementsByTagName(s)[0],p=/^http:/.test(d.location)?'http':'https';if(!d.getElementById(id)){js=d.createElement(s);js.id=id;js.src=p+'://platform.twitter.com/widgets.js';fjs.parentNode.insertBefore(js,fjs);}}(document, 'script', 'twitter-wjs');</script>

<iframe src="http://www.facebook.com/plugins/like.php?href=https://www.facebook.com/DebateGuamuchil"

scrolling="no" frameborder="0"

style=border:none;width:450px;height:66px></iframe