Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Decadencia de ídolos deportivos en la región del Évora

GUAMÚCHIL

Guamúchil,Sin.- No hay duda que la región del Évora está plagada de buenos y destacados jóvenes, que fácilmente muchos de ellos podrían ser figuras e ídolos a seguir en el deporte profesional, pero lamentablemente por alguna u otra razón se quedan en el proceso de dar el gran paso y sus ilusiones de ser estrellas se derrumban.

Con los dedos de las manos se cuentan a los deportistas de la región que han logrado consolidarse y tocar los cuernos de la luna en competencias nacionales e internacionales, tal es el caso de Hilda Gaxiola (volibol de playa), Gerardo Espinoza (futbol), Fermín Soto Orozco, Ricardo Olmeda, Félix Bojórquez (ambos en boxeo), Tania Mascorro, Ivis Araujo (de halterofilia) y el más reciente, Walter Ibarra (beisbol).

Expertos en la materia aseguran que en la actualidad la decadencia de ídolos se debe a varios factores; como la falta de apoyo económico (becas para atletas de alto rendimiento) por parte de las autoridades municipales, la falta de cultura de los muchachos para aguantar la tempestad en momentos claves, la falta de capacitación de muchos entrenadores, así como también los arraigados vicios que existen en las diferentes asociaciones estatales, las cuales son dirigidas por viejos dragones que llevan varios años al frente y no quieren soltar el puesto.

Si a esto le agregamos que algunos entrenadores se aferran a caprichos de castigar a promesas que tienen un gran potencial, y no las llevan a participar en torneos estatales, sin duda nunca se podrán tener ídolos en la región del Évora.

En futbol. Visores de clubes profesionales van y vienen, y los jóvenes que son llamados a probar suerte no logran quedarse en fuerzas básicas, pero eso sí, desembolsan una buena cantidad de dinero para realizar el viaje al lugar donde son requeridos.

Desde el surgimiento de Gerardo Espinoza, lamentablemente la región no produce un jugador profesional en el máximo circuito.

Expertos aseguran que esto se debe a la falta de cultura deportiva, ya que los muchachos no tienen la capacidad intelectual ni la preparación psicológica de formación.

Hay muchos talentos, pero se pierden por falta de seguimiento, pues no tienen el respaldo económico para que el día de mañana lleguen a culminar el proyecto deportivo programado.

Además, reafirman que a la mayoría de los entrenadores que hay les falta mucho trabajo y capacitación, y esto se ve reflejado en los equipos del sector amateur, pues los niños no son preparados como se debe para que un equipo profesional rápidamente se fije en ellos.

Muchos jugadores de la región han estado en fuerzas básicas de un equipo profesional, pero lamentablemente regresan a su casa debido a que extrañan a la familia, al pueblo, la novia, entre otras cosas, y no llegan a debutar en Primera División, pese a estar a un pasito. No han aprovechado la gran oportunidad.