Guamúchil

Desfogues a la presa causa la fuga de alevines y peces

De los 500 mil alevines sembrados este año, se estima que una gran cantidad se han perdido, y la afectación aumenta.

Por  Esmeralda Bañuelos

Pescadores de la presa Buelna esperan sembrar un millón y medio de crías.(EL DEBATE)

Pescadores de la presa Buelna esperan sembrar un millón y medio de crías. | EL DEBATE

Guamúchil, Sinaloa.- El líder de la cooperativa pesquera de la presa Eustaquio Buelna, Carlos Montoya, reconoció que sí hay una afectación a la producción pesquera por el desfogue, que ya lleva cuatro días. Estima que de los 500 mil alevines sembrados, podría haberse fugado una importante cantidad.

“Sabemos que los desfogues ocurren cada año, es normal, porque se busca prevenir problema mayor por el nivel de agua que tiene la presa. Y es bueno que se lo estén soltando poco a poco, para que no haya problemas como el año pasado, pero también nos está afectando en la producción pesquera estas medidas preventivas”, comentó el líder pesquero.

Debido a las condiciones climáticas desfavorables, se encuentra en pausa la siembra de un millón y medio de alevines, pero “no los han echado” porque están esperando a que pasen los riesgos provocados por las lluvias. Esta es una de las últimas esperanzas de que la próxima temporada se obtenga una producción considerable, porque, si no, va a quedar muy baja la producción de pescado, señaló Carlos Montoya.

AYÚDANOS Da click a la estrella de Google News y síguenos

Los pescadores están pasando una de las malas temporadas del año. Sumado a las afectaciones de los fenómenos meteorológicos, la actividad se encuentra detenida, ya que se mantiene el periodo de veda, que se planea levantar hasta el 1 de diciembre, por lo que los pescadores no cuentan con otras alternativas para obtener ingresos más que los paseos en lancha y la compra de pescado para seguir sobreviviendo.

Las decenas de familias que viven de esta actividad por años se han visto afectadas por la baja producción de la pesca; pero el problema aquí no termina. La plaga de carpa no se ha logrado combatir, por lo que cuando pasen los riesgos del clima, la producción de la siembra de alevines se enfrenta al depredador de la carpa.