Guamúchil

Disminuye afluencia en guarderías del municipio

Algunas de las estancias de Salvador Alvarado resintieron el impacto en sus finanzas y padrón, con la entrada del programa federal de apoyo.

Por  El Debate

Esta semana las madres realizaron su primer pago con el recurso del programa(EL DEBATE)

Esta semana las madres realizaron su primer pago con el recurso del programa | EL DEBATE

Guamúchil, Sinaloa.- El impacto en las estancias infantiles, “guarderías”, en el municipio de Salvador Alvarado, por la entrada del programa federal de apoyo a madres trabajadoras, ya se ha presentado. Las afectaciones son en finanzas y disminución de la afluencia de madres que ahora dejan a sus hijos con algún familiar.

La principal afectación en la mayoría de las estancias visitadas la mañana de ayer es en la reducción del padrón. “De 54 niños que teníamos ahora hay 32”, informó una de las encargadas de la guardería Mundo Pequeño, Jéssica Cervantes. Agregó que tal fue el impacto perjudicial, que hubo recorte de personal, de 10 empleadas se conservó a seis. En el Club de Mickey aún no les ha llegado “el golpe”, porque muchas de las familias siguen de vacaciones, pero será en el regreso a clases cuando se  resienta el impacto, pero sí se presentó una disminución del padrón.

“Estamos confiando en que las familias seguirán trayendo a sus hijos. Se hizo una junta previa con los padres para platicar sobre el tema. Estamos tratando de conscientizar a quienes no han cumplido con sus pagos pendientes a que entreguen el recurso, pero la mayoría han sido responsables”, comentó la encargada, María Magdalena Félix.

Otro de los problemas a la operatividad de las guarderías locales que generó dicho cambio son las deudas que dejaron algunas familias. “A principios de abril algunas madres dejaron de venir y nos dejaron deudas de los meses anteriores. Lo hicieron con ventaja, porque sabían que les iba a llegar el recurso y se cambiaron a otra estancia o simplemente ya no vinieron. En esta guardería no se ha resentido tanto la disminución porque está ubicada en una zona poblada y entraron nuevos niños y con eso se compensa. Lo que sí nos afectó fueron las deudas”, lamentó la propietaria de La Casita de Cri Cri, Claudia Moreno.

Esta semana las beneficiarias del programa federal realizaron su primer pago con el recurso recibido recientemente por la cantidad de mil 600 pesos, correspondiente a dos meses. El llamado de las propietarias es que las familias consideren que las estancias no solo son guarderías, sino un espacio de desarrollo infantil.