Guamúchil

EL DEBATE fue de los primeros en contribuir al desarrollo en Guamúchil

Personal que trabajó durante muchos años califican a la empresa como lo mejor que les pudo pasar en la vida y un lugar que les dejó mucho aprendizaje.

Por  Michel González

Ex trabajadores de El Debate comentaron su etapa en la empresa.(EL DEBATE)

Ex trabajadores de El Debate comentaron su etapa en la empresa. | EL DEBATE

Guamúchil, Sinaloa.- EL DEBATE de Guamúchil marcó el antes y después del progreso de los municipios que conforman la región del Évora, pero en especial de Salvador Alvarado. Al inicio de su creación se convirtió en una de las primeras empresas sólidas en brindar oportunidad laboral, prestaciones y estabilidad económica para las cientos de familias que han laborado en ella a lo largo de sus casi 41 años.  

Exdebateros que dedicaron parte de su vida a la noticia relatan que trabajar en esta empresa los formó, tuvieron mucho aprendizaje, crecimiento, por ello la calificaron como una gran empresa, que fue lo que mejor les pudo pasar en la vida. 

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

Rigoberto Camacho, exdebatero, trabajó en los años de 1981 a 1991 como chofer, trayendo de la ciudad de Culiacán los periódicos y entregándolos en las comunidades. Recordó que en aquellos tiempos leer las noticias en papel y enterarse de lo que acontecía fue un plus muy grande, lo que hacía que gran parte de la sociedad lo comprara.

Dijo que durante el tiempo que trabajó le tocó traerse de la capital del estado hasta 4 mil periódicos y de esos solamente él vender 400 unidades diarias. Recordó que en aquellos tiempos en EL DEBATE había muchos reporteros, fotógrafos, jefes de distintas áreas y muchos voceadores, que se dedicaban a vender las ediciones en distintos puntos de la ciudad.  

Sin duda uno de los hechos que más le marcó durante su actividad laboral fue que en una ocasión, cuando venía de traer periódicos de Culiacán a Guamúchil, a la altura de la comunidad Terrero de los Guerrero sufrió un fatal accidente, lo que provocó que ya no pudiera trabajar y por lo cual la empresa lo pensionó. 

Carlos Alberto Inzunza, ex jefe de Redacción de EL DEBATE, relató que lo mejor que le pudo haber pasado en la vida es trabajar en esta empresa, ya que en 1988 le dieron la oportunidad de trabajar como reportero en general, sin conocer el área y sin tener experiencia sobre el tema, por lo cual tuvo gran crecimiento y aprendizaje sobre todos los temas que se abordan en el papel impreso.

Leer más: Sinaloa entre los estados con mayor desaparecidos en el gobierno de AMLO

Compartió que durante el tiempo que laboró en la empresa le tocó el cambio, donde cambiaron las formas de hacerse el periódico. Informó que antes tenían que crearlo en máquina de escribir y después ponerlo en placas, donde tenían que poner letra por letra, y si se equivocaban tenían que tirar la hoja y comenzar todo de nuevo, pero cuando llegó la nueva era digital se les facilitó todo, porque escribían más rápido, borraban los errores y rápido seguían con la nota.  

El exdebatero expresó que antes había 10 reporteros, quienes se encargaban de hacer todas las secciones y eran premiados por llevar la mejor nota o fotografía. 

 
Identifican nueve sitios ‘fantasmas’ para lanzar lodo en la campaña en Sinaloa

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo