Guamúchil

En Angostura los comercios podrían cerrar sus puertas

COVID-19 está afectando seriamente las ventas, y si no les funciona la estrategia Consumo en Casa, tomarán la decisión de cerrar.

Por  Bardo Villa

Los comerciantes están buscando estrategias para incrementar sus ventas, pero las cosas no repuntan.(EL DEBATE)

Los comerciantes están buscando estrategias para incrementar sus ventas, pero las cosas no repuntan. | EL DEBATE

Angostura, Sinaloa.- La pandemia mundial COVID-19, también conocida por muchos como coronavirus, le está pegando muy duro a los comerciantes de Angostura, específicamente al sector restaurantero, pues desde que se dio a conocer la contingencia de salud, las ventas se desplomaron estrepitosamente.

Liliana Camacho Mejía, presidente de la Cámara Nacional del Comercio en el municipio costero de la región del Évora, da a conocer que muchos empresarios están promoviendo por diferentes redes sociales la estrategia denominada Consumo en Casa, pero si no les funciona, lamentablemente tendrán que cerrar sus puertas por lo menos hasta que pase la fuerte amenaza del COVID-19.

“Muchos comerciantes estamos sufriendo los estragos de la contingencia, pero sobre todo los restauranteros, ya últimamente también las tiendas de ropa, las estéticas, entre otros establecimientos se la están viendo muy duras para salir adelante en el día a día.

Como los restauranteros se están viendo muy afectados desde que inició todo esto del coronavirus, ellos están buscando diversas estrategias para subsistir y seguir brindado empleo, que muchos lo necesitamos para tener ese ingreso de dinero, es por ello que en redes sociales están promoviendo lo que es el Consumo en Casa, ofreciendo un rápido servicio a domicilio o que el cliente pida por teléfono y solamente recoja.

Esto ya lo tienen en marcha desde hace aproximadamente dos semanas y algunos sí les está funcionando, pero a otros no, pues ya me comentaron dos o tres empresarios que tienen negocios grandes que no les está saliendo para mantener todo al día y posiblemente se vean en la necesidad de cerrar una, dos o quizá hasta tres semanas, dependiendo del cómo se pongan las cosas en los próximos días.

Ellos solamente están esperando a ver qué resultados les traerá en esta semana la estrategia del pida y recoja y del servicio a domicilio, pero es una realidad que la están pasando muy mal.

Los negocios que tienen más personal son más que nada los que están analizando esa posibilidad de cerrar por unos días porque son los que tienen los costos de inversión más altos, pues vendan o no vendan ellos se preparan y además los sueldos de los empleados los tienen que pagar igual, haya o no ventas. Necesitamos que la ciudadanía apoye a nuestros restauranteros, que pidan algo para que coman en casa”, explica Liliana Camacho.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo