Guamúchil

Es bonito ver que alguien sigue tus pasos

Hace casi dos años que tuvo en sus brazos a la pequeña Alexa, con quien busca estar el mayor tiempo posible.

Por  Ramón López

Pierre Esaú Sánchez Miranda, padre de familia.(EL DEBATE)

Pierre Esaú Sánchez Miranda, padre de familia. | EL DEBATE

Guamúchil, Sinaloa.- Pierre Esaú de Jesús Sánchez Miranda se convirtió en padre hace casi dos años, lo cual ha sido la mejor experiencia para él y al mismo tiempo el mayor reto, pues trabajar y brindarle tiempo de calidad a la pequeña Alexa no es tarea fácil, pero para ello pone todo su esfuerzo.

Para Pierre, ser papá tiene muchos significados, principalmente por tratarse de su primer hija, ya que esto trajo muchos sentimientos encontrados y emociones diversas como desconciertos, alegrías, tristezas, dudas, miedos, al no saber cómo actuar en determinadas situaciones.

A veces piensas que hiciste lo correcto, pero al rato te quedas asimilando porque es una criatura que no sabe, pero así se va aprendiendo y no se nace siendo padre”, dice.

AYÚDANOS Da click a la estrella de Google News y síguenos

Expresa que su hija ha sido su principal alegría desde que llegó al mundo, pero por momentos también pasa por momentos tristes debido a la manera en que llegó a formar parte de su vida, pero ha sido y es la alegría de su hogar y de sus padres, pues son los que lo han ayudado con su crianza.

“Pero englobando todo es algo muy bonito, muy maravilloso el ser padre, el ver que una criatura depende de ti, mira tus pasos, se ríe, quiere que juegues, quiere que andes con ella para todos lados, es muy bonito la verdad”, menciona el papá.

Como todo padre, Pierre también sintió algunos temores cuando tuvo a su hija en sus brazos por primera vez, pues comenta que el principal miedo es fallarle a su hija en lo económico, pues la situación financiera actual no es nada fácil, se dificulta encontrar un buen trabajo y las cosas suben de precio cada vez más, “a veces uno anda sin trabajo, se le cierra el mundo y la niña ocupa pañales, leche, y eso ellos no lo entienden, uno sí porque ya está grande, pero ahí es donde son los miedos a fallarle, a no hacer las cosas bien por ella más que nada”.

Finalmente, a manera de consejo, expresa que lo mejor que un padre puede realizar es hacer todo lo posible por sus hijos, hacerlos felices y que crezcan en un ambiente de amor, porque a veces un padre quiere trabajar y darles lo mejor, pero no significa que lo sea, sino que cuenta más el tiempo que les dedican a sus hijos.

“Yo a veces no la miro en dos días porque me voy a trabajar y está dormida, regreso y está con su otra abuela y me toca verla así nomás dormidita y realmente uno no sabe, cuando sale de su casa, si va a regresar, entonces el tiempo con ellos es más valioso que cualquier otra cosa”, concluye.