Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Es una burla festejar la expropiación Petrolera

GUAMÚCHIL

Festejar el Día de la Expropiación Petrolera es una burla, porque en realidad no hay nada que festejar, ya que los mexicanos padecen cada vez mas la constante alza en los precios de los combustibles, según manifestaron ciudadanos.

Otro clavo mas al ataúd. Para don Jesús Ramón Limones García, los políticos son los únicos que se han beneficiado con el petróleo.

"Yo tengo 60 años y nunca he visto, que nos beneficiemos con el petróleo y menos ahora que a cada rato sube la gasolina", enfatizó.

El vecino de la colonia Magisterio reiteró que por eso no hay nada que celebrar el 18 de marzo, que es el aniversario de la Expropiación Petrolera que realizó el Presidente Lázaro Cárdenas del Río en 1938.

"En el 2005 compre un carro que con 180 pesos llenaba el tanque de gasolina y actualmente no lo lleno ni con 600 pesos", destacó.

Juan Carlos Angulo Takashima declaró que definitivamente el hecho histórico, se quedó solo en eso, porque la realidad es que los mexicanos cada vez mas son afectados en el bolsillo por el imparable aumento de los combustibles.

"Esto es una cadena, ya que al incrementarse el precio de la gasolina, encarece los demás productos y al final la afectación es para los ciudadanos; y lo peor es que los que mas sufren son las personas de escasos recursos", subrayó.

El especialista en ortodoncia apuntó que el Gobierno debería buscar otras estrategias para mejorar la economía porque el pueblo ya no soportará mas aumentos.

"Ya no sabemos que hacer con tantos incrementos, sube la gasolina y nos ponen mas impuestos, y ya nos hemos apretado el cinturón lo mas que podemos", aclaró.

Otro de los que opina que no tiene razón de ser la celebración del 18 de marzo es Rafael Ventura García.

"Los políticos no tienen ni la menor idea por lo que se luchó en esa fecha", detalló.

El prestador de servicios indicó que es absurdo que en la actualidad México aún no cuente con refinerías y que se siga comprando la mayor parte del combustible a empresas extranjeras, cuando aquí existe el potencial para explotar este recurso natural.

"Tenemos un retroceso de 50 años, por eso decimos que no hay nada que festejar", expresó.

Ventura García contó que es al sector de la agricultura, al que mas le pega los incrementos del combustible, ya que los productores, tienen que andar "de arriba a bajo" en el trabajo de sus tierras y se ven en la necesidad de utilizar varios vehículos, elevando su gasto.