Guamúchil

Eufrasia de Angostura a sus 109 años seguirá hasta que Dios le preste vida

La centenaria es vecina del campo pesquero Costa Azul, Angostura; cumplirá el 110 aniversario en mayo. A su edad su memoria y salud son admirables.

Por  Esmeralda Ivonne Bañuelos Rodríguez

Eufrasia Medina Benítez, en el mes de mayo cumplirá 110 años de edad.(EL DEBATE)

Eufrasia Medina Benítez, en el mes de mayo cumplirá 110 años de edad. | EL DEBATE

Angostura, Sinaloa.- En el campo pesquero Costa Azul, del municipio de Angostura, vive la mujer más longeva, conocida hasta hoy, de la región del Évora. Es Eufrasia Medina Benítez, quien en el mes de mayo cumplirá 110 años de edad. Relata su vida de manera muy lúcida, con una memoria envidiable y un estado de salud asombroso.   

“No me duele nada, y los doctores no me encuentran ninguna enfermedad”, relató sentada en el patio de su casa cuando tomaba el sol por la mañana. De acuerdo a sus familiares, la fecha probable de su nacimiento es el 14 de mayo de 1911. Tiene más de 30 nietos, una decena de bisnietos y tataranietos, producto de sus siete hijos. La nacida en Mocorito cuenta que desde muy pequeña se fue a vivir al municipio de Angostura, donde formó su familia.   

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

A pocos meses de cumplir 110 años comparte su secreto de la eterna juventud, anécdotas y consejos para las nuevas generaciones, a quienes llama a “portarse bien”.

La centenaria es un ejemplo de fortaleza y de optimismo, porque a pesar de su edad camina firme y vive sin temor a nada. “Aquí seguiré hasta que Dios me preste vida”, expresó.  

La mujer que ha pisado esta tierra por casi 110 años tiene un sinfín de recuerdos qué contar. Uno de los que tiene muy presentes es de su infancia, cuando su padre trabajaba en comercio de transporte de metales preciosos de oro y plata.   

“Mi apá me platicaba que él llevaba las barras de oro y plata en las bestias, y me dijo que una vez que había dejado una barra de oro en la casa donde vivía y que le dijo a un compadre dónde la tenía y se la robó. Y antes el oro no tenía revoltura, era líquido”, cuenta a detalle y con una claridad en sus palabras.

Leer más: Pandemia y permisos para fiestas, el objetivo de Acción Social en Salvador Alvarado

“Panchita”, como es conocida por la comunidad Costa Azul, luce con muy buen estado de salud. No conoce otra medicina más que la pastilla para la presión, porque no tiene ninguna dolencia. Y para que no les quede duda a quienes les resulte increíble de creer, la dama de oro caminó con firmeza apoyada en un bastón para atravesar el patio arenoso.   

Con paso firme y sin las medias que suelen usar las abuelas para proteger sus piernas, Eufrasia Medina no portaba dicha prenda porque “no le gusta”, contestó aquella mañana de vientos helados, y con una hermosa sonrisa se despidió.

 
Así va la carrera por la gubernatura de Sinaloa

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo