Guamúchil

Hubo un momento en que pensaron ya no salir con vida del mar

ANGOSTURA
Avatar del

Por: Carlos Ibáñez

Tres pescadores del campo pesquero de La Reforma prácticamente vuelven a nacer, el alto oleaje de altamar cuando intentaban capturar camarón durante la mañana del martes volteó la panga en que viajaban, dejándolos náufragos cerca de 24 horas, al raso del sol, sin probar alimento, ni tomar agua, luchando por conservar su vida, la cual en muchos momentos ya daban por perdidas.

<div id="fb-root"></div> <script>(function(d, s, id) { var js, fjs = d.getElementsByTagName(s)[0]; if (d.getElementById(id)) return; js = d.createElement(s); js.id = id; js.src = "//connect.facebook.net/es_LA/all.js#xfbml=1"; fjs.parentNode.insertBefore(js, fjs); }(document, 'script', 'facebook-jssdk'));</script>

<div class="fb-post" data-href="https://www.facebook.com/debateguamuchil/photos/a.314216972034266.69008.314205848702045/592052217584072/?type=1" data-width="466"><div class="fb-xfbml-parse-ignore"><a href="https://www.facebook.com/debateguamuchil/photos/a.314216972034266.69008.314205848702045/592052217584072/?type=1">Publicación</a> de <a href="https://www.facebook.com/debateguamuchil">Debate Guamúchil</a>.</div></div>

Momentos de desesperación. Los trabajadores del mar que estaban extraviados en el mar son Jaime Soto Gastelúm, de 45 años de edad, su hijo, Jaime Valentín Soto Rocha y su cuñado Felizardo Rocha Araujo, este último luego de vivir una de las experiencias más amarga de su vida, relata cómo sucedieron los hechos. Rocha Araujo asegura que salieron de La Reforma como a las 04:30 horas, por lo cual a las 06:00 ya estaban en altamar listos para lanzar sus redes al agua, asegura que a esas horas el clima ya estaba un poco feo, pero empezaron a trabajar y el clima comenzó a empeorar, las demás pangas comenzaron a irse y ellos quedaron levantando las redes, acompañados de otra panga; "nos pegamos con panga que quedaba, ellos traían GPS y sabían la ruta como salir luego por el Perihuete, nosotros nos subimos a una ola y cuando bajamos nos cayó encima y nos volteó, de ahí fue pura batalla, puros golpes y vueltas abajo del agua y contra la panga, a como pudimos, mi cuñado amarró unos mecates y nos hicimos nudos y nos amarramos", expresó este pescador, quien comentó que entre el fuerte movimiento de las olas que llegaban hasta los siete metros de altura, sufrieron muchos golpes y raspones en diferentes parte del cuerpo y fue desde las 11:00 horas que anduvieron a la deriva hasta el amanecer.

<div id="fb-root"></div> <script>(function(d, s, id) { var js, fjs = d.getElementsByTagName(s)[0]; if (d.getElementById(id)) return; js = d.createElement(s); js.id = id; js.src = "//connect.facebook.net/es_LA/all.js#xfbml=1"; fjs.parentNode.insertBefore(js, fjs); }(document, 'script', 'facebook-jssdk'));</script>

<div class="fb-post" data-href="https://www.facebook.com/debateguamuchil/photos/a.314216972034266.69008.314205848702045/591865484269412/?type=1" data-width="466"><div class="fb-xfbml-parse-ignore"><a href="https://www.facebook.com/debateguamuchil/photos/a.314216972034266.69008.314205848702045/591865484269412/?type=1">Publicación</a> de <a href="https://www.facebook.com/debateguamuchil">Debate Guamúchil</a>.</div></div>

Se daban por perdidos. Felizardo Rocha asegura al paso de las horas y al ver que nadie se arrimaba a darles auxilio, sentían que ya no la iban a librar; "creíamos que hasta ahí nomás íbamos a llegar, pero la fuerza de voluntad y las ganas de vivir son más fuertes y pues nos amarramos de los mecates, mientras no nos soltáramos de las pangas teníamos chancita porque la panga andaba flotando", manifestó el pescador, quien añadió que a cada rato se subían a la panga, pero las olas los volvían a tumbar, al caer la noche la situación se puso pero, el desespero aumento en cada uno de los pescadores y las esperanzas iban en descenso, aseguran que durante toda la noche no durmieron nada, sufrieron mucho frio y lucharon con la corriente, pues en ocasiones el agua casi volteaba la panga, cosa que ellos no querían porque podían irse a pique y su única esperanza era que se mantuviera así; "yo me fui para abajo y Jaime Valentín alcanzó a sacarme, traía puesto el pantalón y se me metió entre los tenis y se embolsó el agua, yo alcance a gritarles ya me voy y me fui para abajo, pero me agarró del cuello y me salvó y ahí comenzó la pelea de todo el día y toda la noche, fue mucho apoyo el que nos dimos entre los tres, sino no la hubiéramos librado", aseveró Rocha Araujo.

El rescate. "Desde las madrugada como desde las cuatro comenzamos a ver muchos focos a lo lejos, eran las pangas que nos andaban buscando, pero no entraban porque estaban muy fuertes las olas todavía donde estábamos nosotros", comentó Rocha Araujo, quien platicó que con la camisa de Jaime Valentín le hacían señas a quienes los andaban buscando, entre su desespero por ser auxiliados comenzaron a gritar desesperadamente, pero fue hasta que el día comenzó a aclarar cuando una panga se acercó y al verlos se arriesgó y se metio contra las olas de frente y a cómo pudieron se subieron a la embarcación que los transportó de nuevo a tierra.

<a href="https://twitter.com/DBT_Guamuchil" class="twitter-follow-button" data-show-count="false" data-size="large">Follow @DBT_Guamuchil</a>

<script>!function(d,s,id){var js,fjs=d.getElementsByTagName(s)[0],p=/^http:/.test(d.location)?'http':'https';if(!d.getElementById(id)){js=d.createElement(s);js.id=id;js.src=p+'://platform.twitter.com/widgets.js';fjs.parentNode.insertBefore(js,fjs);}}(document, 'script', 'twitter-wjs');</script>

<div class="fb-like-box" data-href="https://www.facebook.com/DebateGuamuchil" data-width="600" data-height="400" data-colorscheme="light" data-show-faces="true" data-header="true" data-stream="true" data-show-border="true"></div>

En esta nota:
  • PESCADORES
  • RIBEREÑOS
  • LA REFORMA
  • ANGOSTURA
  • NAUFRAGOS
  • MILAGRO
  • SOBREVIVIERON