Guamúchil

La competencia en granjas acuícolas va en aumento

La actividad crece como la espuma en la zona costera de Angostura y empieza a ya no ser tan redituable.

Por  Bardo Villa

Un lanchero se prepara para salir a la alimentación en una granja.(EL DEBATE)

Un lanchero se prepara para salir a la alimentación en una granja. | EL DEBATE

Angostura, Sinaloa.- La producción de camarón en granjas acuícolas ya no es negocio de unos cuantos, sino que la competencia está creciendo como la espuma y la actividad ya no es tan redituable para muchos.

El conocido acuicultor originario de La Reforma, Angostura, Arturo Ávila Atondo, asegura que hasta algunos agricultores que tienen la manera ya le están entrando a la actividad y empiezan a combinar los dos sectores, pues ven que en el campo las cosas se están complicando mucho y por tal motivo están calando en dónde les pueda ir mejor.

“Cada año existen más granjas y esto nos está afectando mucho en el precio del producto, ya que hay más toneladas de camarón a la venta y esto hace que el kilo se abarate, pero lo lamentable del caso es que los insumos que se necesitan no bajan, el litro de diésel está por las nubes, al igual que los diferentes productos químicos que se utilizan para controlar plagas y demás cosas, los sueldos de los trabajadores, el alimento del camarón, todo esto año con año va subiendo.

Recuerdo que antes le ganábamos 30 pesos al kilo de camarón, hoy cuando mucho le sacamos de ganancia 15 pesos, incluso en ocasiones se nos bajan hasta los 10 pesos. La verdad, la actividad acuícola lamentablemente cada día se está poniendo más difícil, y si las cosas siguen así, me atrevería a decir que desafortunadamente muchas personas van a dejar la actividad porque ya no será redituable.

Ahora estamos viendo que algunos agricultores están entrando a la producción de camarón en granja porque ven que las cosas en el campo están muy difíciles, y pues empiezan a combinar las dos actividades y ver cuál será la que les deje mayor ganancia.

Las dos áreas ahorita están difíciles, pues a los agricultores les está pasando lo mismo que a nosotros, la semilla, el diésel, está más caro, además que tienen problemas para comercializar sus granos, y cuando lo hacen, pues venden barato, por tal motivo cada vez ganan menos dinero.

Tanto en la acuicultura como en la agricultura está fea la cosa, pero no nada más aquí, sino que también en el mar está complicada la situación, y aquí lamentablemente los pescadores tienen años que cada vez hay menos producción, incluso hasta algunas especies como la jaiba ya no empiezan a salir.

Hay que rezar por el bien de muchas familias para que siga habiendo diferentes especies en el mar, y así, obtener el sustento alimenticio y algo de dinero, que también se ocupa.

Las granjas acuícolas se establecen a orillas del mar debido al canal de llamada, que es el que mete el agua a los estanques, pero ya no hay espacios para más granjas”, comenta Arturo Ávila Atondo.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo